Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Trias calcula que los Juegos tendrían un impacto económico de 7.685 millones

El alcalde dice ahora que la candidatura de invierno podría retrasarse del 2022 hasta 2030

La estación de La Molina sería uno de los escenarios de los Juegos de Inviernos.
La estación de La Molina sería uno de los escenarios de los Juegos de Inviernos.

El impacto económico de los Juegos Olímpicos de Invierno, a los que Barcelona y el Pirineo quieren optar para 2022, sería de 7.685 millones de euros, según las previsiones del borrador de la candidatura. La cifra refleja el volumen de negocio del evento, que prevé crear 70.000 empleos.

El documento, fechado en mayo, será debatido a mediados de octubre en la comisión directiva, máximo órgano de la candidatura, que reúne a 40 representantes de la Generalitat, grupos municipales, federaciones deportivas y alcaldías del Pirineo, entre otros. Si la comisión directiva lo aprueba, Barcelona podrá iniciar entonces el trámite oficial ante el Comité Olímpico Español (COE) para presentar su plan para ser sede de los Juegos de Invierno. Por ahora, los contactos entre el Consistorio y el COE son informales.

El alcalde Xavier Trias salió ayer al paso de las críticas que ha recibido la propuesta, especialmente tras la experiencia de Madrid. Los documentos de trabajo iniciales barajaban un presupuesto de 3.262 millones de euros, aunque el último borrador reduce esa cifra en 379 millones. En la suma global están incluidos gastos en infraestructuras. “Lo primero que debemos decidir es si nos presentamos para 2022, 2026 o 2030. Y no debe ser una decisión solo mía, sino que debe ser colectiva”, dijo el alcalde.

Trias baraja dejar la consulta sobre

los Juegos para después de noviembre

El último borrador especifica que el impacto de los Juegos sería “equivalente a lo que genera el sector catalán de la restauración en un año”. Esa sería la previsión media. De acuerdo a diferentes variables, se establece una horquilla de entre 5.554 millones de euros y 9.817 millones. Los puestos de trabajo se generarían en el periodo 2012-2016. De acuerdo con los métodos estadísticos oficiales, la actividad económica generada sería equivalente al 1,7% del PIB catalán.

Hasta el momento, los trabajos de la Oficina Técnica que elabora la propuesta de candidatura han costado 1,9 millones de euros, según el documento de trabajo. Esta cantidad ha sido aportada por las Diputaciones de Barcelona Girona y Lleida; el Ayuntamiento de la capital catalana; la Generalitat; el Área Metropolitana de Barcelona; y algunos patrocinadores.

Las cifras del proyecto olímpico ya han causado reacciones en el seno del Consistorio. Las más airadas han sido las de Iniciativa, cuyo líder Ricard Gomà solicitó una vez más la retirada del proyecto. “Con un 20% de paro y un 27% de pobreza infantil es una irresponsabilidad política y social hacer estos Juegos”, aseguró el jefe de filas ecosocialistas, que presentará una iniciativa en el pleno de octubre.

Por su parte, Alberto Fernández Díaz, el presidente del grupo municipal del PP, instó a Trias a que tome decisiones sobre la candidatura —sobre todo a qué año presentarse— y lo acusó de “esconderse bajo el atril”. El líder popular afeó al alcalde que no haya convocado a los grupos municipales para alcanzar un acuerdo político sobre los Juegos y se mostró partidario de celebrar la consulta antes del 14 de noviembre, día en que el COE hara pública si valida o no la candidatura catalana.

PSC y PP piden al alcalde una votación antes que el COE apoye la iniciativa

La misma postura comparte Jordi Martí (PSC), que también reclama una consulta antes de esa fecha. Los socialistas llevan igualmente en su programa electoral la realización de los Juegos, una idea del ex alcalde Jordi Hereu. Sobre el presupuesto, Martí aseguró el jueves que el certamen deportivo costaría a la ciudad menos que la plaza de Glòries —250 millones—.

Desde Unitat per Barcelona, Jordi Portabella consideró que no hay problema con hacer la consulta después de noviembre. Una declaración en consonancia con lo que dijo Trias: “Puede ser bueno hacer una consulta pero no tenemos esta prisa”. El Ayuntamiento considera que es prácticamente imposible organizar una consulta en cinco semanas, y especialmente, hacer una campaña para reclamar el sí. Portabella también aseguró que la consulta debería extenderse a los ciudadanos de la Cerdanya.

Las administraciones catalanas ya han gastado 1,9 millones en el proyecto

Otra de los interrogantes planteados por los grupos municipales es la predisposición del COE a aceptar la candidatura, tras la mala experiencia de Madrid. La derrota beneficia a Barcelona de cara al reparto territorial de los Juegos pero los argumentos que algunos miembros del COI esgrimieron para rechazar la propuesta de la capital también podrían también ser válidos para Barcelona: la crisis y el dopaje. De hecho, Portabella avisó que “el apoyo del COE no se puede dar por descontado”. Por contra, Fernández Díaz aseguró que “ningún gobierno se opondrá a una propuesta positiva para Barcelona, Cataluña y España”. Según el borrador de la candidatura, en el caso de las mejoras en la comunicación con el Pirineu y otras inversiones, el Estado pagará el 53% de la factura; la inicativa privada aportaría el 29%; la Generalitat el 15% y el Ayuntamiento el 3%. La cuenta de los escenarios se la reparten Madrid, Cataluña y los privados,un 30% cada uno.

Más información