Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sánchez-Camacho: “No somos catalanes de segunda”

La líder del PP acusa a Mas de dividir a los catalanes entre buenos y "malos".

El PP y Ciutadans reúnen en sus actos alternativos a la ceremonia a 400 personas

"Es un error que no hayan venido. Aquí no sobra nadie", afirma el presidente Artur Mas

Un momento del acto del Partido Popular, esta mañana, en la Plaça del Rei de Barcelona.
Un momento del acto del Partido Popular, esta mañana, en la Plaça del Rei de Barcelona.

El Partido Popular ha celebrado esta mañana por primera vez en su historia un acto alternativo a la ceremonia institucional de la Diada, que la Generalitat y el Parlament organizan cada año en el Parc de la Ciutadella. Bajo el lema Per una Diada de tots, unas 200 personas se han concentrado en la plaça del Rei, elegida simbólicamente por los populares por ser el escenario donde los Reyes Católicos recibieron de forma solemne a Cristóbal Colón a su llegada de su primer viaje a América. "Desde este lugar, desde Barcelona, los primeros Reyes de España, los Reyes Católicos, conocieron la existencia de América y España supo que sería la nación más grande del mundo", ha proclamado la senadora Alicia Sánchez-Camacho, que ha reprochado a Artur Mas que esté dividendo a los ciudadanos en "catalanes de primera y de segunda, los malos".

Escoltada en la escalinata del palacio por cargos públicos y militantes del partido, la líder popular ha remarcado que su obligación es la de denunciar "la tergiversación histórica" de los nacionalistas para reivindicar la españolidad de Cataluña. Por eso, el PP ha distribuido esta mañana folletos en forma de pergamino, atados con una senyera, que incluyen un fragmento del Pregón que llamó a los barceloneses a la defensa de la ciudad el 11 de septiembre de 1714. El texto, atribuido al conseller en cap Rafael Casanova, invitaba a los ciudadanos a resistir al último ataque de las tropas borbónicas "a fin de derramar gloriosamente su sangre y vida por su Rey, por su honor, por su patria y por la libertad de toda España".

Momento en que los militantes de Ciutadans sueltan los globos en la Barceloneta.
Momento en que los militantes de Ciutadans sueltan los globos en la Barceloneta.

En su discurso, la popular ha exigido a Mas que no utilice la Diada como un escaparate mundial del independentismo y le ha afeado que equiparara la Vía catalana con la marcha que lideró Martin Luther King en 1963 en Estados Unidos defensa de los derechos civiles. "No hace falta que Mas se empeñe en pasar a la historia. No va a ser un gran estadista. Su único legado va a ser el de la división", ha señalado recriminando que instara a los catalanes a mostrar su patriotismo en la cadena humana. "Mas distingue entre los catalanes de primera y los de segunda, los malos. Y eso no lo hace un buen presidente". La senadora ha insistido que Cataluña no necesita un Estado propio y que ya forma parte de España: "Lo es desde hace 500 años y lo querrá seguir siendo 1.000 años más".

El acto ha concluido con la lectura de un manifiesto en el que la popular ha hecho un llamamiento a la "Cataluña silenciosa" para que diga sin complejos su deseo de seguir siendo catalana y española sin necesidad de escoger. La concentración ha concluido con las notas de El Cant de la Senyera y no con las de Els Segadors, el himno oficial de Cataluña, mientras se soltaban 2.000 globos rojos y amarillos. Prácticamente a la misma hora, unos 200 simpatizantes de Ciutadans se han congregado en la Barceloneta, junto al mar, para soltar 2.000 globos naranjas que llevaban impreso un corazón con las banderas de España, Cataluña y Europa. Albert Rivera, líder de Ciutadans, ha afirmado que no es noticia que en Cataluña hayan independentistas sino que el Gobierno catalán se ponga al frente de ese movimiento con el único objetivo de romper España: "El sueño de Mas, que es la pesadilla de muchos, es el de separarnos de nuestras familias, amigos y conocidos; el nuestro es el de unir a los ciudadanos".

Ciutadans ha renunciado desde su fundación a asistir a la ceremonia de la Diada y organiza actos alternativos. Tras el acto institucional de la Ciutadella, Mas ha calificado de "error" que el PP haya decidido no asistir. "Es un partido con cierto peso en Cataluña. La ceremonia ha sido un acto muy equilibrado. Aquí no sobra nadie", ha zanjado.