Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Detenido tras colgarse de una farola de Sol contra la especulación

Un activista antidesahucios pasa 17 horas subido a una farola para denunciar los desalojos y rechazar Madrid 2020

El activista, encaramado en una farola en Sol. Ampliar foto
El activista, encaramado en una farola en Sol.

“Cuándo pegan a la gente en los desalojos ¿Son órdenes o se les va la olla?”. A gritos, encaramado a una farola situada en mitad de la Puerta del Sol, un hombre interpelaba este sábado a un mando policial minutos antes de bajar de nuevo al suelo al filo de las dos de la tarde. Es un activista del movimiento antidesahucios, de unos 30 años, que el viernes a las nueve de la noche se encaramó con una pancarta gigante para protestar contra los desalojos y rechazar la “especulación inmobiliaria” de Madrid 2020.

Ha pasado casi 17 horas en lo alto de la luminaria hasta que ha aceptado bajar por su propio pie, después de que la policía intentara sin éxito descolgarlo y de que los bomberos se negaran a hacerlo. “Decían que su trabajo no es detener gente”, ha explicado uno de los testigos de la protesta. El hombre, que forma parte del movimiento antidesahucios, ha estado muy implicado en las últimas semanas en frenar el desalojo previsto en la calle de Ofelia Nieto de Madrid.

Varios agentes lo han introducido en un coche policial entre los gritos de unas 150 personas congregadas alrededor de las vallas que cercaban la farola desde primera hora de la mañana. Los asistentes les abucheaban con gritos como “¡Tú, madero, aprende del bombero!”.

Es uno de los cuatro detenidos durante la protesta registrada en el centro de Madrid. Se le imputa resistencia, desobediencia y desórdenes públicos, según una portavoz policial. Además, otros dos hombres y una mujer se encuentran también a la espera de que les tomen declaración por tres cargos: atentado, desobediencia y resistencia. Uno de ellos, con el pelo blanco, tiene “entre 60 y 70 años”, según Laura Camacho, una de las activistas que ha permanecido en Sol durante la noche. “Ni siquiera formaba parte de la protesta”, señala la activista. Camacho explica que durante varias horas, los agentes de policía han intentado sin éxito que el hombre abandonara la farola, hasta que uno de ellos ha subido en la canasta del coche de bomberos y ha tirado de la pancarta de protesta. “Han empujado a la gente y les han agredido, a uno de los detenidos le han pisado las gafas”.

Camacho no quiere dar el nombre del activista que ha subido con un arnés a la farola. “Nos ha pedido que no trascienda, no quiere protagonismo”. En la concentración y en las redes lo llamaban Óscar, aunque asegura que es un nombre “falso”. “Es como McGiver, sorprendente, sabe hacer de todo: escala, hace pancartas perfectas…”, añade Camacho.

El activista y su protesta han sido durante horas trending topic en Twitter con la etiqueta #cobrisevienearriba. Cobri, representado con un sobre con la nariz, las manos y la cara del Cobi de Barcelona’92, es la mascota de las “olimpiadas alternativas” que han organizado distintas plataformas ciudadanas para rechazar la candidatura madrileña y que iniciaron las protestas el viernes.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram