Música de la segunda oportunidad

La compañía Turukutupá demuestra que los desechos sirven para construir instrumentos

Componentes de Turukutupá tocan los instrumentos de la instalación Reziclonk en Las Arenas.
Componentes de Turukutupá tocan los instrumentos de la instalación Reziclonk en Las Arenas.FERNANDO DOMINGO-ALDAMA

La compañía vitoriana Turukutupá descubre que arrojamos a la basura muchas cosas que se merecen una segunda oportunidad. En sus manos los desechos sirven para construir instrumentos musicales. En la instalación Reziclonk, que se puede ver desde este viernes en la plaza de la Estación de Las Arenas, en Getxo, lo demuestran.

La instalación esta compuesta por estructuras sonoras, construidas con material de reciclaje, que invitan al público a experimentar con ellos. "A partir de todo tipo de elementos de dudosa utilidad, hemos construido un parque temático de objetos inertes que toman vida en una segunda oportunidad", explican los responsables de Turukutupá. "No se tira nada. Diogenes vive".

En esa segunda vida, los objetos buscan que los visitantes de la instalación descubran sus posibilidades sonoras. "El público actúa sobre las estructuras. Algo suena cuando mueves, tocas frotas o golpeas. Es jugar a descubrir lo posible".

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS