Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Guardia Civil busca en el río Cubillas al desaparecido por la riada

La Subdelegación pedirá que varios municipios sean declarados zona catastrófica

La Guardia Civil busca al desaparecido en el río Cubillas. Ampliar foto
La Guardia Civil busca al desaparecido en el río Cubillas.

Parte del chasis del coche, otros restos del vehículo y una cartera con el DNI del desaparecido han sido los indicios que la Guardia Civil ha encontrado este viernes durante la búsqueda del conductor que fue arrastrado por la crecida del río Cubillas el miércoles por la noche en Deifontes (Granada). Junto a varias patrullas de agentes, un helicóptero y un equipo del Sereim (Servicio de Rescate e Intervención en Montaña) han rastreado el cauce del río para tratar de encontrar a este hombre, de 58 años y residente en Deifontes. El conductor se dirigía a la estación de tren a recoger a su pareja sentimental, quien denunció su desaparición el jueves.

En una de las pozas del río, los agentes han encontrado restos de un chasis totalmente deformado, de color blanco, que podría corresponder con el Seat Ibiza que conducía el desaparecido. Después han localizado otras piezas del vehículo y una cartera con el DNI de esta persona. Ayudados por sondas, los agentes han buscado en las distintas pozas que se forman en el cauce del río, algunas de varios metros de profundidad lo que impedía rastrearlas por completo. Por este motivo, por la tarde, se ha incorporado a las tareas de rescate un equipo especial de submarinistas de la Guardia Civil.

Mientras se buscaba al desaparecido, las localidades de Iznalloz y Deifontes han tratado de recuperarse de los daños causados por las lluvias. Las autoridades aún están evaluando los daños en las distintas zonas de la provincia, que no están cuantificados, aunque la Subdelegación del Gobierno ha anunciado que pedirá la declaración de zona catastrófica para los municipios más afectados, entre ellos, Iznalloz, Deifontes, Guadix y Almuñécar.

El jueves por la noche el temporal volvió a azotar con fuerza en zonas de la provincia como Guadix, donde se anegó el ferial y tuvieron que suspenderse las fiestas del municipio, además de afectar al hospital, una iglesia y numerosas calles, provocando desalojos. En Almuñécar, se inundaron las calles del centro de la localidad; y en Válor (Alpujarra), el agua anegó el barrio alto y se cortó temporalmente una carretera. También municipios como Jun, Pulianas y Maracena sufrieron los efectos de la tromba de agua al inundarse bajos y viviendas. Entre el miércoles y el jueves, se han registrado en la provincia 130 incidencias. Todavía permanece cortada la carretera autonómica A-4000, de acceso a Iznalloz.