Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Joaquín Almunia, declarado ‘non grato’ en Vigo por unanimidad

El pleno de la Corporación Municipal ha pedido la dimisión del Comisario de forma "urgente e inmediata"

Los secretarios generales de UGT y CC.OO esta mañana en la Comisión Europea. Ampliar foto
Los secretarios generales de UGT y CC.OO esta mañana en la Comisión Europea. EFE

 Joaquín Almunia es desde hoy persona non grata en Vigo. El alcalde y también socialista Abel Caballero ha llevado esta mañana al pleno municipal una propuesta de reprobación del comisario europeo de la Competencia, consensuada con la oposición, como respuesta a la decisión de forzar la devolución de las ayudas fiscales que sirvieron para financiar la construcción naval entre 2007 y 2011.

El acuerdo plenario considera que la propuesta de Almunia, aprobada por el Colegio de Comisarios el pasado 17 de julio, “ha puesto en peligro el futuro del sector naval”, por lo que declaran al también vicepresidente de la Comisión Europea “persona non grata” y le exigen su dimisión de forma urgente. Fue el propio Abel Caballero quien ha leído la declaración, que ha contado con el apoyo del PP y del Bloque Nacionalista Galego.

El texto ha sido pactado por los portavoces de los tres grupos municipales, que habían presentado distintas mociones. En él se traslada el apoyo del Ayuntamiento al sector naval y se realizan distintas demandas a las Administraciones públicas para garantizar el futuro de un sector considerado “estratégico”. El acuerdo considera que la decisión de Almunia “ha puesto en pleigro el futuro del sector naval” y reclama que se mantenga la “unidad de acción” que, según sostiene el pleno municipal, sirvió para que la Comisión Europea “suavizara” su propuesta inicial, que pasaba por la exigencia de las ayudas facilitadas desde 2005.

Los grupos municipales instan así a “defender los intereses del sector naval español” ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea. Al Gobierno español se le demanda que “concrete de forma inmediata el esfuerzo fiscal máximo” que está dispuesto a asumir con el nuevo tax lease, para “poner en valor” las actuales bonificaciones y promover la contratación en la construcción naval. Exigen asimismo al Ejecutivo de Mariano Rajoy que promueva medidas temporales que faciliten la cartera de pedidos de los astilleros y la creación, junto con el Banco Europeo de Inversiones, de un instrumento europeo de financiación de para la construcción naval y sus auxiliares.

Las reclamaciones formuladas por el pleno incluyen un mecanismo transitorio que permita reponer el derecho a la prestación por desempleo del parados del sector naval, una línea de avales de la Xunta para la construcción de barcos y medidas también de la Administración autonómica para el desarrollo del sector a largo plazo.

Más información