Puig no apoyará otra reforma del Estatut para que haya menos diputados

“Si el PP está de broma, nosotros no”, advierte el dirigente del PSPV-PSOE

Ximo Puig y Alberto Fabra, en un acto institucional en las Cortes Valencianas en abril de 2012.
Ximo Puig y Alberto Fabra, en un acto institucional en las Cortes Valencianas en abril de 2012. CARLES FRANCESC

“¿Le parece razonable emprender una presunta reforma del Estatut d’Autonomia de esta manera?”, preguntó retóricamente a la periodista que sacó el tema el secretario general del PSPV-PSOE, Ximo Puig. El dirigente socialista, que solo ha tenido noticias de la pretensión de reducir el número de diputados en las Cortes Valencianas por algún comentario del consejero de Gobernación, Serafín Castellano, se distanció este lunes de las pretensiones del jefe del Consell, Alberto Fabra, a quien acusó de intentar abrir el camino a la “dilapidación” y la “liquidación” del autogobierno.

Puig, con quien Fabra no ha negociado antes de aprobar el pasado viernes en el Consell un anteproyecto para cambiar dos artículos del texto estatutario que reduciría de 99 a 79 el número de diputados y de 20 a 15 el mínimo de parlamentarios por circunscripción, recordó que cualquier reforma del Estatut debe pactarse, dado que exige mayoría de dos tercios. “Hay un pacto y está vigente”, añadió en referencia a la reforma estatutaria pendiente de aprobación desde la legislatura pasada en el Congreso de los Diputados, por la que se introduciría una cláusula de blindaje de las inversiones del Estado en la Comunidad Valenciana. “Nosotros vamos a defender ese pacto”.

“El problema de la Comunidad Valenciana no son unos cuantos diputados”, dijo Puig, que puso el énfasis en el futuro de un autogobierno que hoy es “inviable en términos económicos y tiene un problema enorme por la corrupción que ha representado el PP”. Por ello, advirtió de que el PSPV-PSOE solo aceptaría negociar una nueva reforma del Estatut que tuviera en cuenta “la deuda histórica, el cambio de modelo de financiación y nuevos mecanismos de transparencia y regeneración democrática”.

“Hay un pacto y está vigente”, dice de la reforma pendiente en el Congreso

Si se pretende hablar de “la reducción de una parte del aparato político” habrá que acordarlo, puntualizó, para recordar que los socialistas propusieron sin éxito eliminar 147 altos cargos, con lo que la Generalitat ahorraría 25 millones hasta 2015 y no 700.000 euros anuales, como ocurriría reduciendo diputados. En todo caso, el líder de los socialistas valencianos argumentó que “no sobra participación, sino que falta participación”.

“Si quieren, hablemos de la reforma del Estatut en serio”, retó Puig al PP, al que acusó de dar “una patada adelante a los problemas” e incurrir en “una falta de respeto a los valencianos” porque tiene cada vez más certeza de que “en 2015 no va a gobernar”.

“Lo que toca”, añadió el secretario general del PSPV-PSOE, teniendo en cuenta que el Gobierno de Mariano Rajoy ha destinado a la Comunidad Valenciana la peor inversión estatal de su historia, es defender el pacto vigente, que es la reforma pendiente en el Congreso de los Diputados. “Si se quiere negociar otra cosa, tendrá que rehacerse el pacto”, advirtió Puig, que concluyó: “Si el PP quiere jugar con la democracia y el autogobierno, si el PP está de broma, nosotros no”.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50