Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

13.000 personas se dopan, según el último estudio del Gobierno vasco

El consumo está muy poco extendido a pesar del incremento en las cifras

El exciclista Abraham Olano durante el Tour de Francia de 1998 en el que supuestamente se dopó con EPO.
El exciclista Abraham Olano durante el Tour de Francia de 1998 en el que supuestamente se dopó con EPO. Associated Press

En plena marejada por el supuesto dopaje del exciclista vasco Abraham Olano (entre otros como Jan Ullrich o Marco Pantani) en el Tour de Francia de 1998, el Gobierno vasco ha hecho público el estudio 'Euskadi y Drogas 2012' para conocer la extensión del consumo de sustancias dopantes en Euskadi. Si bien su utilización sigue siendo minoritario muy entre la población, el informe refleja un aumento considerable en el último año, ya que de un 0,2 % de consumo en 2012 se ha pasado en un año hasta el 0,8 %. En total, 13.000 personas utilizarían estas sustancias de forma habitual.

Se trata de un estudio elaborado cada dos años por el ejecutivo, que intenta identificar las pautas de consumo, que incluye asimismo un cuestionario sobre el uso de sustancias dopantes que persiguen mejorar artificialmente el rendimiento físico. Su primera edición data de 1992 y se realiza a personas de entre 15 y 74 años. De hecho, el informe especifica que la edad media de inicio del dopping se sitúa en los 26 años. Además, se constata que aquellas personas que consumes estas sustancias son quienes tienen una visión positiva en su uso, aunque dos de cada diez consideran su uso más perjudicial que beneficioso. 

Uno de los datos más significativos de la encuesta refleja el porcentaje de consumo de sustancias se ha  cuadriplicado tras una década en la que se ha mantenido sin cambios en torno al 0,1 % y al 0,2 %. Los próximos informes determinarán si se trata de algo coyuntural o una tendencia sostenida en el tiempo. 

No obstante, llama la atención que mientras en la pasada década el consumo de sustancias dopantes se mantuvo sin cambios y el consumo experimental osciló entre el 0,1 % y el 0,2 %, este porcentaje se cuadruplicó en 2012 y alcanzó el 0,8 %. Los próximos informes determinarán si se trata de algo coyuntural y una tendencia sostenida en el tiempo.