El primer viaje del metro de Málaga no entierra la polémica

El tramo que entrará en servicio a final de año avanza sin que Junta y Ayuntamiento cierren un acuerdo

Elena Cortés, consejera de Fomento, en el ensayo del metro malagueño.
Elena Cortés, consejera de Fomento, en el ensayo del metro malagueño. garcía-santos

Cómo atravesará el metro de Málaga el centro de la ciudad es todavía un misterio. Se desconoce si irá en superficie (como quiere la Junta) o soterrado (como pretende el Ayuntamiento), pero el tramo que entrará en servicio antes de final de año avanza a buen ritmo. La consejera de Fomento, Elena Cortés, ha asistido este jueves al primer ensayo con pasajeros por las vías de las líneas 1 y 2 del suburbano, un recorrido en forma de v entre el Palacio de los Deportes Martín Carpena y la universidad, que confluye en el intercambiador situado cerca de la estación de trenes, casi gemelo al que disfrutarán los usuarios cuando entre en funcionamiento. Cortés no ha adelantado la fecha exacta, pero ha asegurado que ese tramo del metro rodará antes de que termine 2013.

Los primeros viajeros del suburbano han sido políticos, técnicos y periodistas, una comitiva integrada por un centenar de personas que ha recorrido 10 de los 12 kilómetros que se pondrán en servicio en breve. El tren modular ha pasado por 13 de las 17 estaciones pintadas en el trazado de las dos líneas que hay ahora mismo en construcción. Con capacidad para 226 personas (56 de ellas sentadas), los cinco módulos han rodado a velocidad de pruebas, a unos 15 kilómetros por hora, y tardaron 26 minutos en cubrir el trayecto. La velocidad comercial será casi el doble (27 o 28 kilómetros por hora) y el tiempo estimado del viaje es de 17 minutos.

Esta infraestructura, que en 2013 cuenta con una partida presupuestaria de 90 millones, se encuentra al 93% de su ejecución y están pendientes los últimos remates, según Cortés. El proyecto da trabajo de manera directa o indirecta a 1.600 personas (la primera fase empleará cuando entre en servicio a 130 personas) y es la obra pública más importante que se desarrolla en Andalucía.

"El Metro ya está aquí; lo que antes era una quimera, ya es una realidad", ha apuntado la consejera tras el recorrido en tren y después de recordar a las víctimas del accidente ferroviario de Santiago de Compostela con un minuto de silencio. Cortés ha desglosado casi al detalle el impulso que ha dado su departamento a la obra en el último año, durante la actual legislatura, y ha destacado el "diálogo" que ha imperado con el Ayuntamiento, con numerosas reuniones de la comisión de seguimiento entre las dos Administraciones.

Pero la situación está lejos de ser idílica. Pese a que "lealtad", "cooperación" y, sobre todo, "diálogo" ha sido los términos más utilizados este jueves por la consejera para dejar claro que busca un consenso con el Ayuntamiento, el paso del suburbano por la Alameda y el Parque en dirección a La Malagueta está completamente en el aire. Fomento ya amagó el pasado mayo con licitar las obras en superficie aunque no tuviera el respaldo municipal, anuncio que derivó en la intervención del presidente andaluz, José Antonio Griñán, y en un paréntesis de cuatro meses para que las dos Administraciones intentaran alcanzar un acuerdo. La incógnita, en teoría, debe despejarse en septiembre.

En este periodo de tiempo ha habido varios encuentros técnicos. El alcalde, Francisco de la Torre (PP), y la consejera (IU) buscan hueco en la agenda para una posible reunión. De momento no hay avances. Cortés ha insistido en el "diálogo" y ha pedido al Ayuntamiento que asuma "compromisos claros" con el metro. No ha descartado un acuerdo, pero ha sido clara: "Tenemos la obligación de defender el interés general, la ejecución austera del dinero público". El principal motivo por el que Fomento apuesta por el metro ligero por el centro de Málaga es económico. Construirlo en superficie costará 41,5 millones de euros y hacerlo soterrado requeriría una inversión de 200 millones, diferencia con la que, en opinión de la consejería, se podría acometer también la línea 3, que llega hasta El Palo.

La consejera ha clausurado este jueves en Málaga unas jornadas que durante dos días han puesto sobre la mesa las virtudes de los tranvías, con ejemplos variados como Barcelona, Vitoria o Sevilla. El alcalde, que no ha asistido a la primera prueba con pasajeros del metro porque tenía pleno, sí ha hecho público un informe técnico municipal que indica que el proyecto de construcción y urbanización del suburbano en superficie por el centro de Málaga no encaja en el planeamiento territorial y urbanístico de la ciudad. Hay de plazo hasta septiembre para comprobar si son capaces de ponerse de acuerdo.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50