Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El juez imputa seis delitos a un arquitecto implicado en el caso Innova

El juez le imputa los mismos cargos que al expresidente del ICS y al exdirector del CatSalut

Jorge Batesteza, en el centro de la imagen, sale de la juzgados de Reus.
Jorge Batesteza, en el centro de la imagen, sale de la juzgados de Reus.

Jorge Batesteza, un arquitecto vinculado a la construcción del Hospital Sant Joan de Reus (Baix Camp) al que la Guardia Civil detuvo el pasado miércoles por su relación con el caso Innova, está acusado de seis delitos, según informa el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC). En concreto, Batesteza está imputado por blanqueo de capitales, delito societario, malversación de dinero público, prevaricación, delito contra la administración pública y estafa. Prácticamente son los mismos delitos por los que están imputados, dentro de la misma causa, el expresidente del Instituto Catalán de la Salud (ICS) y exdirector de Innova, Josep Prat, y el exdirector del Servicio Catalán de la Salud (CatSalut), Carles Manté.

Ayer el juzgado de Instrucción 3 de Reus decretó libertad provisional para Batesteza y le prohibió salir del territorio nacional, tras tomarle declaración durante más de tres horas. Previamente los agentes registraron el domicilio y el despacho profesional del arquitecto.

Batesteza, de origen argentino, cobró 387.000 euros presuntamente injustificados del Ayuntamiento entre 2007 y 2010 en concepto de asesoría técnica para la construcción del hospital. Además, al mismo tiempo habría facturado otros 160.000 euros más al holding de sociedades municipales de Reus a través de una empresa de su propiedad.

Batesteza empezó a percibir estas cantidades tras dejar su cargo de gerente de Infraestructuras del CatSalut. Las supuestas ilegalidades se produjeron cuando Luis Miquel Perez(PSC) era alcalde de Reus y mientras Prat dirigía Innova. Los pagos fueron detectados a raíz de una auditoría de gestión encargada por el actual gobierno local, formado por CiU y PP, en junio del año pasado. La CUP llevó el caso a la Fiscalía. El Consistorio entregó la auditoría e informes municipales al Tribunal de Cuentas, ya que no pudieron localizar justificación alguna de ningún trabajo realizado por Batesteza en la ciudad.

Precisamente, la misma auditoría detectó que Prat había pagado 720.000 euros, al parecer también injustificados, a Manté. Fueron 13.000 euros mensuales abonados desde Innova entre 2007 y 2011 por supuestos “honorarios” de “consultoría estratégica”. Por estos hechos, la Guardia Civil detuvo a los dos altos ex altos cargos de la sanidad catalana en febrero. Prat y Manté quedaron en libertad provisional imputados por una ristra de delitos: Malversación de causales públicos, estafa, tráfico de influencias, negociaciones prohibidas con funcionarios, blanqueo y contra la Hacienda pública. El juez y la Fiscalía siguen investigando el caso, que se encuentra bajo secreto de sumario.

Los escándalos no dejan de azotar Innova: El exalcalde también está imputado junto a otros 14 exediles del PSC, ICV y ERC que gobernaron Reus durante los pasados mandatos por avalar con tres millones de euros a una empresa mixta, de capital privado y público. Esta operación supuestamente irregular forma parte de una pieza separada, que también están investigando el Juzgado 3 de Reus y la Fiscalía.

El arquitecto compareció el pasado 17 de junio ante la Comisión de Investigación de la Sanidad Catalana del Parlament. En la sesión el exalcalde y Batesteza abordaron las obras del Hospital Sant Joan, que se adjudicaron por 70 millones de euros y acabaron costando 131, según Batesteza, y 180, según Pérez, que incluyó en la cifra más equipamientos. La ciudad arrastra una deuda de 381 millones de euros, de los que 202 pertenecen a sus empresas municipales del holding Innova.

Más información