Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Lorca, Granada y el paseo

Los Jardines del Generalife acogen la XII edición del ciclo flamenco

Ensayo del espectáculo ‘Duende’, en Granada. Ampliar foto
Ensayo del espectáculo ‘Duende’, en Granada.

Puede que esta sea una de las propuestas culturales más sugerentes del verano andaluz. El paseo por los Jardines del Generalife, la visión de Granada al atardecer y un fresco refrigerio servirán de prólogo. A continuación, vendrán la música y el baile, también el cante, enmarcados en un escenario rodeado de jardines y altos cipreses. Es la magia que rodea al ciclo flamenco Lorca y Granada, que desde hace once años protagoniza la segunda mitad del verano granadino. Consumir una de sus noches es un rito al que gusta regresar. Hasta aquí han traído su arte Antonio Gades y Mario Maya, José Antonio, Pepa Gamboa, Blanca Li, José Carlos Plaza, Cristina Hoyos, Eva Yerbabuena y Rubén Olmo. En sus once años de existencia, han pasado por este ciclo más de medio millón de personas, según la consejería de Cultura y Deporte, que lo organiza con la colaboración del Patronato de la Alhambra y el Generalife. En su 12ª edición va a ser la productora granadina Teatro de la Zambra quien afronte el reto de crear una nueva obra que vincule la figura del poeta con el flamenco, una responsabilidad ganada a través de un concurso público convocado por Cultura.

Esa nueva obra se llama Duende y estará en escena desde el próximo martes hasta el 31 de agosto. Cuenta con el baile y la dirección coreográfica de dos jóvenes artistas granadinos, Fuensanta La Moneta y Manuel Liñán, y con la dirección musical de otro joven de la tierra, el guitarrista Luis Mariano. Los tres son para Raúl Comba, responsable de Teatro de la Zambra, exponentes de la Edad de Oro que posiblemente el flamenco de Granada esté viviendo, y de la que Duende constituiría la primera referencia. La obra tiene como pilares básicos la conferencia Arquitectura del cante jondo de Lorca, y el debate sobre el flamenco en la sociedad granadina del siglo XX, que se plasma en el Concurso de 1922. A ello se añade la obra de Manuel de Falla y la de Morente. Inspiración netamente granadina que se completa con otros hechos y figuras del flamenco de esa tierra. “Se disfrutará de la zambra, el fandango del Albaicín, el cante por granaínas y por tangos; y se recordará a los legendarios cantaores Juanillo El Gitano, Frasquito Yerbagüena y a la saga de los Habichuelas…”, cita Raúl Comba. En los aspectos plásticos se incluye algunas de las obras en tela metálica del pintor granaíno Manuel Rivera, fundador del grupo El Paso, y escenografía virtual.

Con Duende, Raúl Comba, que además de productor ha realizado el guion del espectáculo, pretende “contar sin ñoñerías ni nostalgias vanas” el pasado reciente de Granada para, posteriormente, “proyectar desde el presente las posibilidades de futuro más inmediato”. Para ello no ha dudado en contar con La Moneta y Liñán, artistas para los que este reto les coge en un momento de temprana madurez que se halla refrendada por premios como el Max, recientemente concedido a Liñán. Y otro Max, Emilio Goyanes, se encargará de la dirección escénica.

Dos maestros, Lola Greco y Javier Latorre, serán los artistas invitados, y además, el cuarteto Ars Nova ha grabado para el espectáculo la Danza del Fuego de Falla y Miguel Ríos el poema La guitarra del poeta granadino. Todo, pues, ideado para esta nueva celebración de Federico y el flamenco, esta vez con un aroma especialmente granadino.

Más información