Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP justifica la maniobra de su diputado para cobrar el paro en falso

PSOE y BNG piden la dimisión de Mouriño

Los nacionalistas reclaman que se investigue quién certificó el despido inexistente

José Manuel Baltar, Feijóo y Mouriño, en Celanova
José Manuel Baltar, Feijóo y Mouriño, en Celanova

El PP avala la simulación de despido que mediante un certificado falso realizó su diputado en el Parlamento gallego Antonio Mouriño, exalcalde de Celanova, para intentar cobrar un mes de paro, el correspondiente al tiempo que se quedó en el limbo laboral desde que renunció voluntariamente a la alcaldía hasta que tomó posesión del escaño, dos cargos incompatibles. Una prestación que le fue denegada primero por el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE), ante el que Mouriño presentó el certificado de despido que firmó su número dosen el Ayuntamiento, según él mismo reconoció, y después por el juzgado en el que denunció al antiguo instituto de empleo por denegarle su “derecho” a ese cobro.

El PSOE reclama al PP que “haga entrega del acta” de Mouriño. Los socialistas ya avanzan que de no ser así, presentarán iniciativas parlamentarias encaminadas a que se depuren responsabilidades y a “garantizar el comportamiento ético de los miembros de la Cámara”. El grupo parlamentario del BNG también reclama la dimisión del diputado popular al que acusa de “intentar cometer fraude” y el BNG de Celanova anuncia que registrará hoy mismo una moción en este Ayuntamiento para pedir la reprobación de Mouriño y abrir una investigación que determine si en el documento de despido que presentó participaron miembros del actual grupo de gobierno.

El secretario general del PP de Galicia, Alfonso Rueda, considera “sólidos” los argumentos de Mouriño. Afirma que su maniobra responde “a una razón legal, porque estaba en dedicación exclusiva en el Ayuntamiento y, al perder esa dedicación, tuvo que apuntarse al desempleo”. El grupo parlamentario de los populares reduce la treta a un “asunto personal”, según transmitió ayer la portavoz del grupo en Ourense, Cristina Romero. La diputada no entra a valorar que Mouriño hubiera falseado la realidad mediante un contrato expedido por una institución pública, el Ayuntamiento de Celanova que él mismo presidía, en el que constaba que había sido despedido aunque él había renunciado voluntariamente al bastón de mando para poder dar el salto al Parlamento.

Romero anunció que el PP no pedirá siquiera explicaciones al diputado considerando que “ya las ha dado” en la prensa. Además, el partido “no ve que haya cometido delito alguno dado que no llegó a cobrar el paro y además él mismo ha anunciado que no piensa recurrir la sentencia” que le arrebató la posibilidad de percibir los poco más de 1.000 euros que reclamaba. “Otra cosa es que su actuación, en un momento como este en el que los políticos y los personajes públicos son tan analizados, levante ampollas”, añade Romero.

En opinión del PP la simulación de despido que realizó su diputado es la “reclamación de un ciudadano que considera que le corresponde una compensación económica por abandonar la alcaldía en la que tenía dedicación exclusiva”. No le ven mácula.

Tanto PSOE como BNG reprobaron ayer con duras críticas la actuación de Mouriño que, según precisó la diputada socialista María Quintas, “quiso trampear un mes de paro después de haber sido uno de los alcaldes con el sueldo más alto de Galicia, además de poseer una notable fortuna”. La diputada nacionalista Tereixa Paz entiende que quien intenta cometer un fraude “no puede permanecer un minuto más en un cargo público”: “Hay algunos que cada día demuestran que solo están en política para intentar sacar algún lucro personal”.

Mouriño no se librará de la investigación del Ayuntamiento de Celanova, en donde su sucesor gobierna ahora en minoría, si la moción del BNG cuenta, como es previsible, con el apoyo del PSOE y de la concejala no adscrita (escindida del PP).

 

Más información