La ley de pesca en lagos y ríos, a revisión

Bonig anuncia en el sorteo de ‘redolins’ de L’Albufera una nueva regulación

El presidente de los pescadores de El Palmar, a la derecha, observa a Bonig en el sorteo de redolins.
El presidente de los pescadores de El Palmar, a la derecha, observa a Bonig en el sorteo de redolins.JOSÉ JORDÁN

La consejera de Infraestructuras, Territorio y Medio Ambiente, Isabel Bonig, anunció ayer la presentación de una nueva Ley valenciana de Pesca Lacustre y Fluvial para después del verano.

Bonig hizo este anuncio tras presidir el tradicional sorteo de redolins en el que se reparten los puestos de pesca del lago de L’Albufera y que se celebra anualmente en la Comunidad de Pescadores de El Palmar.

Según explicó la responsable de Medio Ambiente, en las próximas semanas se aprobará el proyecto de ley que, “con el inicio del nuevo curso político comenzará su tramitación parlamentaria”. Isabel Bonig recordó que la ley que actualmente se encuentra en vigor data de 1942 y por lo tanto, se encuentra totalmente obsoleta y dificulta el desarrollo rural del territorio valenciano.

“La necesidad de redactar esta nueva normativa está justificada porque uno de los principales objetivos es de contemplar la pesca como una herramienta de gestión, como un mecanismo para el aprovechamiento ordenado de los recursos naturales con un enfoque integral del mismo”, indicó Bonig.

Fuentes de la Consejería explicaron que la nueva regulación hará una mención especial a la pesca en las zonas húmedas y a la pesca profesional, con una disposición adicional que hace mención exclusiva a la pesca del lago de L’ Albufera. “La nueva ley reconoce la tradición histórica de la regulación de la pesca profesional en el lago de L’ Albufera de Valencia y destaca la realización de la pesca sostenible que se practica en el lago y que contribuye a mantener el ecosistema y la biodiversidad del humedal”, indicó la consejera de Infraestructuras, Territorio y Medio Ambiente.

El presidente de la Cofradía, José Caballer, se mostró ayer satisfecho con la receptividad de la consejera, que se comprometió a recibirlo junto al concejal responsable de L’Albufera para abordar los problemas de los pescadores en el lago, que es propiedad de la ciudad de Valencia.

Caballer explicó que los pescadores quieren participar en la gestión hídrica del parque natural de L’Albufera. Dos son los problemas más urgentes, la regulación de la apertura de las compuertas que conectan el lago con el mar, que se regula a través de la Junta de Desagües, y las barreras de arena que se crean en las bocanas. Dos cuestiones que tienen una evidente repercusión sobre la actividad pesquera de la cofradía de El Palmar.

El sorteig de redolins, que ayer se amplió en dos puestos más, es un sistema de elección de origen feudal único en la Comunidad Valenciana, que consiste en la celebración de un sorteo para adjudicar los diferentes puestos o redolins entre los pescadores de la Comunidad de la pedanía de El Palmar, donde podrán llevar realizar su actividad cuando comience la temporada.

Esta entidad centenaria cuenta con unos 400 socios y tiene su origen en el Comú de Peixcadors de la Ciutat de Valencia, que fue reconocida en 1250 por el Rey Jaume I. El sorteo se realiza cada año el segundo domingo del mes de julio y es una de las señas de identidad de esta pedanía y de sus pescadores.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50