Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las ONG acuerdan las bases de la cooperación en un Estado propio

Una treinta de entidades esbozan cómo debería ser la acción exterior en los próximos años

Los promotores presentarán el texto en el Parlament y lo elevarán al Consejo de Transición Nacional

Más de una treintena de ONG y entidades de la sociedad civil han presentado este miércoles un documento con el que pretenden establecer un amplio acuerdo para sentar las bases de la acción exterior y cooperación catalanas de los próximos años. Bajo el nombre de Pacto Nacional de Acción Exterior, ONG como Intermon y Fundipau, y entidades sociales pretenden que el máximo de colectivos se unan a la propuesta, que confía en que se Cataluña se convierta en un Estado independiente. Así, presentarán el texto este viernes en la Comisión de Exteriores y Cooperación del Parlamento para que los partidos políticos lo debatan y puedan asumirlo.

El proyecto incide en la necesidad de reformular los principios que rigen la acción exterior para mejorar la gobernabilidad democrática y la participación. Los firmantes aseguran que este es el momento idóneo para modificar las bases sobre las que se ha construido la visibilidad internacional de Cataluña ya que el “nuevo escenario” abierto tras la manifestación soberanista del pasado 11 de septiembre “permite dibujar un país avanzado que pueda alcanzar el reconocimiento internacional en el sí de las esferas mundiales”.

Los impulsores no pretenden acordar un mínimo presupuestario para estas acciones

Aun así, la presidenta del Consell Català de Cooperació, Núria Camps, ha admitido que Cataluña ya realiza acción exterior y que las propuestas se pueden aplicar aunque no se consiga un Estado propio ya que “no basta con cambiar una acción exterior española por una catalana”, ha apostillado.

El texto, que también se entregará al Consejo de Transición Nacional, se divide en ocho puntos, entre los que se incluyen representación institucional exterior y cooperación. Precisamente, en este último ámbito, la Generalitat ha recortado el presupuesto un 85% en los últimos cinco años. Aun así, los impulsores no pretenden acordar un mínimo presupuestario para estas acciones, sino simplemente establecer guías para futuras políticas. Estos principios pretenden estudiar cómo internacionalizar la identidad, cultura y economía catalanas y disertar sobre la “paz y la seguridad” para resolver cuestiones como si sería o no necesario crear un ejército catalán.