Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La UNED enseña que lo “correcto” es ‘Arteijo’, ‘Poyo’ y ‘Puenteareas’

Un manual de la Universidad a Distancia defiende que es "absurdo" pretender que el uso de los topónimos oficiales se extienda a la lengua coloquial

Ejerciciosobre topónimos de la UNED Ampliar foto
Ejerciciosobre topónimos de la UNED

Si el alumno opta por la forma Ourense en lugar de Orense estará arriesgando el resultado del examen final de la asignatura. Tal y como denunció ayer A Mesa pola Normalización Lingüística, la UNED defiende que hay que distinguir entre uso oficial y uso general, y que al final, en el ámbito coloquial, no valen las imposiciones legales. Si la lengua viva de la calle dice mayoritariamente Rianjo o Sangenjo, sea por lo que sea, aunque se deba a que durante muchas décadas la autoridad impuso esa fórmula, no se debe luchar para enmendarla, porque es la opción "correcta" y "lógica" en español. Junto a estos ejemplos, el manual virtual con el que aprenden los alumnos la asignatura de Comunicación Oral y Escrita en Lengua Española II, defiende el uso en castellano de Puerto del Son, Carballino, Bayona, Puentes de García Rodríguez, La Coruña, Tuy, Puenteareas, Órdenes, Poyo, Villanueva de Arosa, Puentedeume, Puebla del Caramiñal o Villalba. A Mesa critica que desde una institución pública, "sostenida con el dinero de todos", como es la Universidad a Distancia, se promuevan versiones "deturpadas" de los topónimos originales en gallego, respaldados además por la normativa; y "justo cuando se cumplen 30 años de la Lei de Normalización Lingüística", apunta el presidente del colectivo de defensa del gallego, Carlos Callón.

Uno de los exámenes ampliar foto
Uno de los exámenes

Fue una alumna del Grado de Estudios Ingleses la que comunicó el caso a A Mesa. Según el material que ella misma facilitó, la UNED hace esta defensa del uso no oficial de los nombres de lugar en el tema tercero (La norma en el nivel léxico semántico), que firma el profesor Rafael Rodríguez Marín. Este capítulo hace especial hincapié en el caso de A Coruña. Lo razonable, según dice el manual on line, es efectivamente que todos los rótulos y señales de tráfico oficiales se atengan a la normativa, pero esto no debe trascender a otros ámbitos como, por ejemplo, el informativo: "En España, muchos periódicos, cadenas de radio, televisión, etc., no radicados en Galicia utilizan la forma A Coruña, cuando lo lógico, en estos casos, es emplear el topónimo tradicional español: La Coruña". Según la alumna que transmitió sus quejas, en el examen tipo test de este año no cayó ningún caso de topónimo gallego que el alumno tuviese que castellanizar para superar la pregunta, "pero según ella misma averiguó, en años anteriores sí que tocaron algunos", comenta Paulo Filgueiras, de A Mesa.

Según este colectivo, que ha anunciado que tomará "medidas para exigir que la universidad pública a distancia respete la norma", "la UNED obliga a su alumnado a responder en los exámenes que Carballino o Arteijo son las formas correctas": Los universitarios tienen que "corregir" los topónimos gallegos y oficiales porque el manual "da a entender que solo las administraciones deben respetar la legalidad". De forma "falaz" y "demagógica", sigue en un comunicado de prensa A Mesa, se mete "en el mismo saco" la toponimia gallega, catalana o vasca que la "inglesa, alemana o neerlandesa", cuando las tres primeras son lenguas cooficiales en el territorio español y las tres segundas no. No es lo mismo decir "Londres en lugar de London" que "La Coruña en vez de A Coruña".

"La doctrina transmitida por el manual es contraria a los propios estatutos de la UNED", sigue defendiendo A Mesa, porque "en su artículo 5" señala como una de sus "misiones fundamentales" el "apoyo a las lenguas y culturas de España". La Universidad a Distancia, "institución ampliamente subvencionada por Ayuntamientos y diputaciones gallegas, además de por los impuestos que pagamos todos", insiste A Mesa, debe "respetar la toponimia gallega, única genuina, oficial y correcta de los nombres de lugar de Galicia". Callón recuerda que en la misma línea se mantienen firmas tanto la Wikipedia como Facebook: "Si intentas poner como lugar de procedencia en tu propia página Muxía, el listado de topónimos que se despliega te obliga a elegir Mujía". Lo mismo ocurre con el resto de topónimos que durante años sobrevivieron toscamente castellanizados, como Chandreja de Queija (Chandrexa de Queixa) o Valle de Oro (Valadouro).