Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un miembro de Contas reafirma su “lealtad” a Feijóo, al que debe fiscalizar

El conselleiro mayor del ente y la presidenta del Parlamento recuerdan su funcionamiento “eficaz” frente a los recortes que quiere el Gobierno

De izquierda a derecha, el vicepresidente del Parlamento, Miguel Santalices, el nuevo conselleiro del Consello de Contas, Dositeo Rodríguez, el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, la presidenta del Parlamento de Galicia, Pilar Rojo, y el presidente del Consello de Contas de Galicia, Luciano Fariña
De izquierda a derecha, el vicepresidente del Parlamento, Miguel Santalices, el nuevo conselleiro del Consello de Contas, Dositeo Rodríguez, el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, la presidenta del Parlamento de Galicia, Pilar Rojo, y el presidente del Consello de Contas de Galicia, Luciano Fariña EFE

“Presidente de la Xunta, sabe que cuenta con mi lealtad y mi respeto”. Con esta demostración de fidelidad se ha presentado Dositeo Rodríguez, nuevo miembro del Consello de Contas, el órgano encargado precisamente de fiscalizar al Gobierno gallego que preside Alberto Núñez Feijóo. Rodríguez, que fue conselleiro con Manuel Fraga, fue elegido para su nuevo cargo con los votos favorables de PP y PSdeG en el Parlamento de Galicia, institución de la que depende el órgano fiscalizador, pero no tuvo inconveniente en mostrar su “lealtad” para con Feijóo.

La investidura esta mañana de Dositeo Rodríguez como nuevo miembro del Consello de Contas en sustitución del fallecido José Antonio Orza y también a propuesta del PP sirvió para que tanto el conselleiro mayor de la institución, Luciano Fariña, como la presidenta del Parlamento, Pilar Rojo, defendiesen la existencia del organismo ante las pretensiones del Gobierno central de suprimir o reducir estos entes fiscalizadores en todas las comunidades. Fariña reveló en su discurso que ha enviado “una nota de comentarios a la vicepresidenta del Gobierno”, Soraya Sáenz de Santamaría, en la que le informa de que el órgano gallego fue creado directamente por el propio Estatuto de Autonomía y es “uno de los que mejor funcionan de todas las comunidades autónomas”. Fariña recordó también que, si se suprimen los entes autonómicos de fiscalización allí donde existen, habría que crear otras tantas “secciones territoriales” dentro del Tribunal de Cuentas estatal, por lo que “sería lo comido por lo servido” en lo que respecta al ahorro.

Por su parte, Pilar Rojo también recordó que el Consello de Contas fue “creado por el Estatuto de Autonomía” y que cuenta con el “firme apoyo del conjunto de la Cámara” ya que su “eficaz funcionamiento” contribuye a “reforzar la confianza de los ciudadanos”. “Necesitamos instituciones fuertes, transparentes, eficaces y eficientes y ese es el caso del Consello de Contas”, concluyó Rojo.