Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Baltar convoca a la prensa para negar el regreso de un exalcalde inhabilitado

Isaac Vila fue regidor de Xinzo durante un cuarto de siglo

José Manuel Baltar y a su derecha Isaac Vila
José Manuel Baltar y a su derecha Isaac Vila

Una convocatoria de prensa que parecía una cosa y acabó siendo otra. Cuando Manuel Baltar entró en la sala de prensa de su partido acompañado del histórico baltarista Isaac Vila, la prensa especuló sobresaltada con la vuelta del exsenador y exalcalde de Xinzo, inhabilitado en los noventa por tráfico de influencias. Pero, insólitamente, el presidente del PP de Ourense convocó a los medios para anunciar lo contrario. “Quiero desmentir categóricamente la presunta vuelta de Isaac Vila a la política” aseguró el presidente ourensano nada más comenzar. Los corrillos políticos rumorean desde hace semanas una presunta vuelta de Vila, situándolo incluso en formaciones políticas ajenas al Partido Popular. “Soy militante del PP y me debo a la provincia, a Galicia y a España. Por supuesto no quiero estar en otras aventuras bajo ningún concepto” explicó el exalcalde.

Vila aseguró que ya está fuera de la política porque “ahora me dedico a mis empresas”. Precisamente, la oposición conecta su desmentido regreso con un proyecto industrial (Centro Industrial Cárnico de Alta Tecnología) que crearía 200 empleos en este municipio ourensano a través de una sociedad de la que él mismo es consejero. Un proyecto rodeado de casualidades, ya que el ayuntamiento anunció la cesión de los terrenos y la Xunta pagará la urbanización de la parcela tras modificar una normativa urbanística a propósito “para una industria cárnica”, según la memoria presentada ante la Administración gallega. Incluso podría ser subvencionado por la Consellería de Industria a través del Plan Impulsa. El propio Vila declaró el negocio de interés público cuando todavía era regidor. Sin embargo, el Ayuntamiento de Xinzo asevera ahora que pretende adjudicar esa parcela “mediante una subasta pública”.

“Nunca me tuve que amparar en ninguna empresa porque desde 1979 gané con mayorías absolutas” insistió Vila esta mañana. Hace un año explicaba a EL PAÍS que las obras de esta empresa comenzarían en septiembre de 2012, pero todavía no se ha movido ni un solo metro de tierra. “Llevamos dos años de retraso porque tenemos problemas con los terrenos” matizó. La puesta en marcha de la factoría se producirá dentro de dos años coincidiendo, casualmente, con las elecciones municipales de 2015. “¿Y qué si coincide con las elecciones?” espetó hoy ante las preguntas de los medios.

Vila, uno de los políticos más ricos de Galicia con un patrimonio declarado que ronda los tres millones de euros, fue regidor de Xinzo durante un cuarto de siglo. En diciembre de 1997 tuvo que abandonar todos sus cargos públicos tras ser inhabilitado durante cuatro años por tráfico de influencias, tras aprobar facturas de compra en una droguería de su propiedad siendo vicepresidente de la Diputación. Actualmente es presidente de honor del PP de Xinzo y empresario. En 2010 dimitió como regidor tras acrecentarse las diferencias internas con Baltar padre. El sector crítico del PP relacionó esa maniobra con los apoyos del congreso provincial del partido en el que Baltar hijo heredó la presidencia. Justo después, cuando no fue recolocado en el Senado manifestó púbicamente su indignación con la cúpula del partido. Pero ahora ya no está enfadado: “ya se me pasó el malestar por no entrar en las listas del PP”. “Uno se puede cabrear pero es lógico que se pase con el tiempo” aseguró hoy.

Más información