Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Prisión para un hijo del narco Pablo Vioque por tráfico de cocaína

El acusado fue detenido por la Policía en su domicilio ayer en Madrid

El juez de la Audiencia Nacional Javier Gómez Bermúdez ha ordenado hoy el ingreso en prisión de un hijo del fallecido narcotraficante Pablo Vioque y de otros cuatro presuntos miembros de la organización que este supuestamente dirigía y coordinaba, han informado fuentes jurídicas. Gómez Bermúdez ha imputado a los cinco un delito de integración en organización criminal y otro de tráfico de drogas de sustancia que causa grave perjuicio a la salud.

El hijo de Vioque, que también se llama Pablo, fue detenido por la Policía en su domicilio el pasado 2 de julio, tras ser aprehendido en el aeropuerto madrileño de Barajas un alijo de cinco kilos de cocaína, según las citadas fuentes. Los investigadores descubrieron que este envío era controlado por una organización dedicada a introducir en España pequeñas cantidades de cocaína procedente de Colombia a través de los llamados 'correos' de la droga.

Un cáncer terminó con la vida de Pablo Vioque padre en el año 2008 cuando cumplía una condena de 18 años de cárcel por narcotráfico. Nacido en Cáceres, Vioque llegó a Vilagarcía a mediados de los años 70, donde comenzó a controlar los hilos del poder, que extendió a ayuntamientos y a la propia Xunta de Manuel Fraga, como uno de los fundadores de la extinta Alianza Popular.  Además del inmenso poder que gestionó durante décadas, Vioque logró ser un eficiente defensor de contrabandistas, contando entre su enorme clientela con Laureano Oubiña o Sito Miñanco. El primer episodio que casi le cuesta la cárcel se remonta a 1989, cuando fue detenido Luis Falcón Pérez, Falconetti, por aquel entonces uno de sus clientes famosos, implicado en un alijo de hachís. Falcón le acusó de haber dirigido aquella operación.

Tres años después se vio salpicado por uno de los capítulos más sórdidos de la historia del narcotráfico en Galicia, cuando dos sicarios colombianos abatieron a tiros al entonces tesorero de la Cámara de Comercio. Años después, el testimonio del arrepentido Manuel Vázquez, El Piturro, desveló ante el juez Garzón que los colombianos pretendían asesinar a Vioque por haberse quedado con cien kilos de cocaína de un cargamento. El testimonio de El Piturro llevaría a Vioque a prisión seis años después. Ya en la cárcel, fue procesado por ordenar el asesinato del entonces fiscal jefe antidroga de la Audiencia Nacional, Javier Zaragoza.

 

 

Más información