Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fallece de cáncer el narco Pablo Vioque

Una larga enfermedad acabó el sábado con la vida del que fuera todopoderoso secretario de la Cámara de Comercio de Vilagarcía, Pablo Vioque Izquierdo, que hace un año había abandonado la cárcel donde cumplía una condena de 18 años por narcotráfico al sufrir un agravamiento del cáncer de colon que padecía. El abogado extremeño, de 56 años, fue incinerado ayer en Madrid. En los últimos meses se había sometido sin éxito a un novedoso tratamiento de quimioterapia, según confirmó su representante, el que fuera magistrado de la audiencia nacional Javier Gómez de Liaño.

Nacido en Cáceres, Pablo Vioque llegó a Vilagarcía a mediados de los años 70, donde ejerció como abogado de la institución cameral. Desde allí pronto comenzó a controlar los hilos del poder, que extendió a ayuntamientos y a la propia Xunta de Manuel Fraga, como uno de los fundadores de la extinta Alianza Popular.

De la mano de conselleiros y alcaldes de la época, Vioque, convertido en un personaje influyente y hábil negociador, intervino en operaciones inmobiliarias donde se pagaron millonarias comisiones a cambio de recalificaciones de terrenos. A raíz de su destitución como secretario de la Cámara por orden directa de Fraga, el abogado dio una rueda de prensa en la que envió veladas amenazas para que le devolvieran su puesto. Estaba decidido a "tirar de la manta", incluso cuando ya se encontraba en prisión, pero nunca lo hizo.

Además del inmenso poder que gestionó durante décadas, Vioque logró ser un eficiente defensor de contrabandistas, contando entre su enorme clientela con Laureano Oubiña o Sito Miñanco. La gran redada policial que se fraguó contra los tabaqueros en diciembre de 1983 sorprendió a Vioque en la televisión como tertuliano en el programa La Clave.

Desde entonces, su vida estuvo salpicada de luces y sombras. El primer episodio que casi le cuesta la cárcel se remonta a 1989, cuando fue detenido Luis Falcón Pérez, Falconetti, por aquel entonces uno de sus clientes famosos, implicado en un alijo de hachís. Falcón le acusó de haber dirigido aquella operación.

Sicarios colombianos

Tres años después se vio salpicado por uno de los capítulos más sórdidos de la historia del narcotráfico en Galicia, cuando dos sicarios colombianos abatieron a tiros al entonces tesorero de la Cámara de Comercio. Años después, el testimonio del arrepentido Manuel Vázquez, El Piturro, desveló ante el juez Garzón que los colombianos pretendían asesinar a Vioque por haberse quedado con cien kilos de cocaína de un cargamento. El testimonio de El Piturro llevaría a Vioque a prisión seis años después. Ya en la cárcel, fue procesado por ordenar el asesinato del entonces fiscal jefe antidroga de la Audiencia Nacional, Javier Zaragoza. Pero tras conseguir la libertad condicional por el agravamiento de su enfermedad el pasado año, esta causa, cuya condena tenía pendiente, fue archivada.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 15 de diciembre de 2008