Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP atribuye la denuncia a una maniobra del abogado del exdetective

Miembros del partido recuerdan que la senadora fue víctima del espionaje y no parte activo del mismo

Alicia Sánchez-Camacho. Ampliar foto
Alicia Sánchez-Camacho. EFE

El Partido Popular ha calificado de “falsedad” el contenido de la denuncia del detective Alex Borreguero en la que intenta demostrar que Alicia Sánchez-Camacho, líder del PPC, se prestó a participar en la grabación en su comida con Victoria Álvarez, exnovia de Jordi Pujol Ferrusola. Fuentes de la formación sostienen su absoluta confianza de que en pocos días se levantará el secreto de sumario y que quedará claro totalmente que la popular ha sido una víctima y no parte activa de la trama.

Según la versión de los populares, Borreguero intenta con la denuncia “una maniobra” para poder defenderse de su acción ilegal de grabar una conversación y de ahí que trate de asegurar que la senadora estaba al corriente de todo y que había consentido el registro. El PP insiste en que esa ha sido la tesis del abogado de Borreguero desde el primer día y que ahora intenta refrendarla con la nueva denuncia tras el pacto entre la popular y Método 3. En ese acuerdo, la empresa de detectives atribuye la grabación a los dos exempleados (entre ellos a Borreguero) y subraya que ha iniciado contra ambos acciones penales.

Visiblemente dolida, Sánchez-Camacho se ha negado en redondo a hacer ningún tipo de declaración

Visiblemente dolida, Sánchez-Camacho se ha negado en redondo, este mediodía, al salir del Parlament, hacer ningún tipo de declaración sobre la información publicada por este diario. Fuentes del partido sostienen que lo único que demuestra la conversación entre el detective y el camarero de La Camarga es que el primero se hizo pasar por asistente de la senadora. El PP añade que tiene cuenta en ese restaurante y que normalmente la senadora no paga ni con tarjeta ni en metálico sino que se remite la factura a la gerencia del partido. Las mismas fuentes sostienen que el juez ya interrogó a los afectados por las dudas que pudiera haber sobre la reserva y sobre quién pagó la comida. “Sólo quieren sembrar dudas sobre Alicia cuando son ellos los que fueron detenidos y están imputados por un delito”, señalaron las mismas fuentes.