Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El número de personas que duerme en la calle en Barcelona sube el 54% en cinco años

Los afectados pasan de de 562 en 2008 a 870 en 2013, según un estudio de la red que los atiende

La familia extensa y las redes de relación social de proximidad, los últimos diques contra la exclusión social por la crisis, comienzan a flaquear. Muestra de ello es que en el último lustro el número de personas que duermen en la calle en Barcelona subió un 54%, pasando de 562 en 2008 a 870 en 2013. Esta es una de las conclusiones del diagnóstico anual de la Red de Atención a las personas sin hogar (XAPSLL en sus siglas en catalán), conformada por 30 entidades y el Ayuntamiento. El estudio asegura además que se mantiene el ritmo de crecimiento de la exclusión de la vivienda de los últimos tres años.

Las cifras en las que se basa el informe, elaborado por el sociólogo Albert Sales, surgen del registro estadístico que se realiza cada 12 de marzo desde 2008 en todos los equipamientos especializados en atención nocturna a las personas sin techo. También se utilizan los recuentos que hacen en la calle voluntarios y el Servicio de Inserción Social del Consistorio.

Ciutat Vella, Sants y el Eixample son los distritos con más personas que duermen al, raso. En el último es donde más ha subido el número desde 2011, un 40%. Los cambios en otros distritos no son significativos pues el número absoluto de afectados es pequeño. Pero en Nou Barris, se pasó de 14 personas en 2011 a 49 en 2013.

El informe muestra que en los últimos cinco años el número de personas que pernoctan en los equipamientos de la XAPSLL creció un 23,4%. Si se juntan estas dos categorías, los que duermen a la intemperie y los que lo hacen en albergues, el crecimiento de los sin techo es del 18%.

“En la trayectoria hacia la situación de estar sin hogar cada vez cobran más importancia los problemas económicos y la incapacidad para hacer frente al pago de la vivienda”, dice el texto. De hecho, el estudio detecta que un 10% de las personas alojadas en los servicios de XAPSLL tienen rentas de trabajo, pero no les alcanzan para pagar la vivienda. “Dedicaremos los recursos que sean necesarios para no dejar a nadie atrás. El compromiso del Gobierno en este sentido es absoluto”, aseguró Maite Fandos, cuarta teniente de alcalde.