Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una nueva técnica permite incrementar en un 15% el éxito de embarazo

El avance permite conocer la mejor opción de éxito para parejas con problemas para concebir

Presentación del avance científico
Presentación del avance científico

Una nueva técnica de selección de espermatozoides de la Unidad de Reproducción Asistida del centro La Rosaleda permite incrementar en un 15 por ciento el éxito de embarazo en parejas que presentaban baja probabilidad.

El proceso consiste en el uso de placas PICSI, que se basan en una selección previa utilizando el ácido hilaurónica presente en los óvulos y observando la reacción con la superficie del esperma. Esto permite conocer la opción con mayores probabilidades de fecundación en parejas que padezcan una alteración "importante" en la calidad del semen, como es la fragmentación de ADN, dado que esta sustancia se une a los receptores de los espermatozoides maduros y sanos durante la fecundación natural.

Así lo ha explicado en rueda de prensa la embrióloga y directora del laboratorio Iraga María José Rubira, quien ha destacado el valor de este método para aquellas parejas con peor calidad seminal y, en consecuencia, con "mayor probabilidad de abortos". El doctor José Codesido ha explicado que "cada vez es más frecuente" un mayor deterioro del semen, lo que produce la fragmentación del ADN y dificulta el embarazo. Por ello, ha destacado la importancia de una selección óptima de los gametos, que hasta ahora se visualizaban "de manera externa.

A través de este nuevo sistema, se puede conocer cuales son los espermatozoides que conservan el código "íntegro", en "buen estado" y "utilizarlo para fecundar un óvulo". Un proceso que está "dando buenos resultados" y que ha permitido conseguir los dos primeros embarazos mediante este procedimiento, que evolucionan "positivamente". Esta selección "no afecta" al desarrollo normal y natural y el proceso es "el mismo" que se sigue en un tratamiento de fecundación in vitro con microinyección espermática. El "éxito" de esta técnica permitirá que el primer niño de los dos embarazos conseguidos nazca en agosto.

Por su parte, el director gerente del Policlínico La Rosaleda, Rafael Silva, ha destacado que este descubrimiento permitirá "mayores posibilidades" a quienes deseen tener un hijo, en un contexto de pérdida de habitantes. Por otro lado, el doctor Codesido ha reconocido que "en estos momentos de crisis" ha descendido tanto la natalidad como la cantidad de los pacientes que desean tener un hijo, sobre un 10 o 20 por ciento. Esta caída es "similar" al descenso de la actividad en los centros de reproducción, según ha señalado. A pesar de ello, ha aclarado que este descenso "no está unido al deseo reproductivo", dado que lo que hacen las parejas es "retrasar" esa opción hasta que llegue "un mejor momento" económico. En este sentido, ha advertido que los problemas reproductivos serán "mayores" cuanto más edad tenga la mujer, lo que incrementa los "riesgos" del embarazo.