Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSdeG acusa a los populares de “legitimar” a narcotraficantes

El vicepresidente de la Xunta niega que se destruyesen los contratos con Dorado

El presidente de la Xunta en el Parlameto
El presidente de la Xunta en el Parlameto

Citando la película “Sexo, mentiras y cintas de vídeo”, el portavoz del PSdeG en el Parlamento de Galicia, Abel Losada, volvió a preguntar a la Xunta por los criterios para archivar o destruir los contratos que el Gobierno pudiera haber firmado con las empresas de Marcial Dorado, contrabandista amigo de Feijóo en los noventa luego condenado por narcotráfico. La Xunta volvió a negar cualquier relación con Dorado y que se destruyese documentación, pero eludió explicar por qué no da acceso a la oposición a los archivos públicos.

El propio presidente gallego, que inicialmente había asegurado que en los archivos autonómicos “nada hay anterior a 2003” porque la ley permite destruir los documentos con más de diez años, rectificó días después asegurando que lo que no hay son papeles relacionados con Dorado. Ayer el vicepresidente Alfonso Rueda fue más tajante. “No consta destrucción alguna de documentación”, dijo, para matizar que “no debería confundirse el criterio general del tiempo máximo de permanencia” en los archivos con el hecho de que se hayan destruido documentos al pasar ese plazo, confusión que acrecentó el propio Feijóo.

Más allá de las preguntas técnicas, Losada fue especialmente duro al atacar a Feijóo por su relación con Dorado. El socialista acusó al presidente gallego de mentir al asegurar “que no sabía quién era Marcial Dorado en los noventa” ya que lo debía conocer “alguien que viese las tasas de mortalidad juvenil” en las que “la principal causa de muerte era el Sida y la drogadicción”. “Que el secretario xeral del Sergas, responsable del Plan Galego contra a Drogadicción, se sacase fotos con Dorado era indigno”, censuró Losada.

El socialista también explicó las palabras de su jefe de filas, Manuel Vázquez, cuando hace dos años dijo en un Pleno del Parlamento que “Feijóo y el narcotráfico están ahí, ahí”. Según Losada, “no llamó narcotraficante al presidente Feijóo” sino que la expresión, que causó una notable indignación entre los populares, se refería a la “legitimidad” que el partido liderado entonces por Manuel Fraga daba en los años noventa a narcotraficantes vinculados al partido. “El ‘ahí, ahí’ es Nené Barral”, apuntó en referencia al ex alcalde popular de Ribadumia condenado por contrabando. “El ‘ahí, ahí’ significa permitir que los narcotraficantes se legitimaran socialmente”, abundó Losada, comparando la situación gallega con la connivencia en Italia de la democracia cristiana con la Mafia.

Por su parte, Alfonso Rueda enumeró las respuestas dadas hasta ahora en el Parlamento por el Gobierno gallego lamentando que al PSOE no le valieran. El vicepresidente aseguró que “todo está respondido, y lo que no está respondido está en tramitación”, admitiendo así que aún hay cuestiones pendientes. Rueda también criticó al PSOE que “estire” la polémica como un “chicle” y pregunte por el sistema de archivos autonómico como excusa para atacar a Feijóo por su relación con Dorado. Pero Losada, tras recordar la dura campaña electoral del PP en las autonómicas de 2009 que perdió el bipartito, le contestó que los socialistas están “absolutamente legitimados para estirar el chicle todo lo que estimemos”.

Más información