el presidente andaluz lanza un debate en el PSOE

El PSOE andaluz quiere convocar primarias en el mes de julio

Susana Díaz se perfila como la aspirante oficial con más posibilidades

José Antonio Griñán junto a Susana Díaz y Mario Jiménez.
José Antonio Griñán junto a Susana Díaz y Mario Jiménez. JULIÁN ROJAS

El PSOE andaluz tiene previsto cerrar cuanto antes la sustitución de José Antonio Griñán como candidato de la Junta de Andalucía. Los socialistas, que han convocado mañana una reunión urgente de su ejecutiva, tienen previsto convocar elecciones primarias este mes de julio, aunque aún faltan tres años para las próximas elecciones autonómicas de 2016, siempre que no haya un adelanto. El PSOE andaluz tiene previsto convocar a su  comité director, máximo órgano entre congresos, la semana próxima. Este órgano será el que establezca el calendario y el procedimiento de las elecciones internas.

Griñán no quiere que el debate sucesorio se mantenga abierto mucho tiempo. La convocatoria precipitada de elecciones internas cuenta con el apoyo de una mayoría del partido, pero no será unánime. Aunque el sector crítico andaluz, que obtuvo un 30% de representación en el pasado congreso, está muy deshilachado, un dirigente de este grupo ha señalado esta mañana: “Convocar primarias ahora mismo sería un fraude porque solo podrían aspirar a ellas los que son parlamentarios”.

La apuesta del equipo de Griñán no es otra que Susana Díaz, la poderosa consejera de la Presidencia e Igualdad y secretaria general del PSOE de Sevilla. Díaz lleva semanas manteniendo una agenda frenética de reuniones con las agrupaciones provinciales.

José Antonio Griñán ha comunicado esta mañana a su grupo parlamentario que no volverá a repetir como candidato socialista a la presidencia de la Junta de Andalucía, una hora antes de que comience el debate de la comunidad. Griñán les ha dijo a sus diputados que "tenía claro" desde hace mucho tiempo que debía provocar su relevo. Según las fuentes consultadas el presidente ha comentado que vienen "tiempos convulsos" para los que "hay que estar preparados", frase que algunos dirigentes han interpretado como una hipótesis de que no descarta un adelanto electoral en el caso de que haya grandes tropiezos con Izquierda Unida.

La decisión de Griñán ha conmocionado a todo el PSOE, ya que además de abrir otro debate sucesorio en Andalucía (el segundo tras la marcha de Manuel Chaves en 2009), también añade presión a Alfredo Pérez Rucalcaba, quien aún no ha desvelado si aspirará a repetir como aspirante a la presidencia del Gobierno.

El vicepresidente de la Junta, Diego Valderas, ha asegurado que la decisión de Griñán no le ha cogido por sorpresa, ya que tenía la convicción de que el socialista tenía tomada la decisión de no repetir desde hace mucho tiempo. Griñán le comunicó a Valderas su relevo la noche del martes en respuesta a una llamada del dirigente de Izquierda Unida. Según Valderas, el relevo se circunscribe a un asunto interno que “no debe afectar a la coalición” de socialistas e IU en Andalucía. “El Gobierno debe dedicarse a gobernar y a cumplir con el programa pactado”, ha señalado.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción