Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EL 'CASO EMARSA'

La Emshi pide una fianza de 13,7 millones de euros para Morenilla y Bernácer

La entidad de la que dependía la depuradora saqueada pide una pieza de responsabilidad civil

La Entidad Metropolitana de Saneamiento Hidráulico (Emshi), que ejerce una de las acusaciones particulares en el denominado caso Emarsa, ha pedido una fianza por responsabilidad civil de 13,7 millones de euros para el exgerente de la sociedad autonómica de depuración (EPSAR) José Juan Morenilla y el jefe de departamento Ignacio Bernácer.

Según consta en una providencia dictada por el juez instructor, Vicente Ríos, la Emshi -órgano supramunicipal en el que el PP tiene la mayoría absoluta- ha pedido que se abra una pieza separada de responsabilidad civil de Morenilla y Bernácer y que se les requiera, de forma solidaria y conjunta, una fianza de 13,7 millones.

Ambos imputados trabajaron en la Entidad Pública de Saneamiento de Aguas Residuales (EPSAR), dependiente de la Generalitat, y supuestamente hincharon los precios de los tratamientos de los lodos de la depuradora de Pinedo en connivencia con personal de Emarsa, la empresa pública que gestionaba la instalación y que pertenecía a la Emshi, que la liquidó con fuertes deudas.

Su vinculación oficial con la trama se produjo en abril de 2012, cuando fueron imputados tras las declaraciones de otros procesados, como el ex director financiero de Emarsa, Enrique Arnal, quien declaró ante el juez que es "evidente que solamente los señores Morenilla, Bernácer y Crespo [Enrique, ex vicepresidente de la Diputación de Valencia y exalcalde de Manises] disponían de los medios necesarios para organizar la trama Emarsa, y enriquecerse de forma desmedida".

Arnal acusó a Morenilla y Bernácer de idear la supuesta trama corrupta.

La Emshi reclamó en noviembre de 2011 fianzas de hasta 30 millones de euros para Arnal y también el exgerente de Emarsa, Esteban Cuesta.

También solicitó fianzas de ocho y cinco millones de euros para Sebastián García y José Luis Sena, administradores de empresas que facturaron a Emarsa e imputados, al igual que Cuesta y Arnal, por delitos de estafa y malversación de caudales públicos.

En enero de 2012, fecha en la que todavía no se había imputado delito alguno a Morenilla y Bernácer, el juez instructor reclamó una fianza por responsabilidad civil de 25 millones de euros a un total de 14 imputados (del total de 27 que había en aquel momento).

El juez pidió al expresidente de Emarsa Enrique Crespo (PP), vicepresidente entonces de la Diputación de Valencia y aún alcalde de Manises, y al exgerente Esteban Cuesta la totalidad de la cuantía reclamada (25 millones de euros) de forma "solidaria y conjunta", mientras que al exdirector financiero Enrique Arnal le pidió fianza por 22 millones.

Por otra parte, dentro de otra pieza separada del caso, el juez ha encargado a un perito judicial que tase bienes de José Ramón Cuesta, hermano del exgerente de Emarsa, que fue imputado por cohecho en octubre de 2012 y para el que se pidió una fianza de 100.000 euros.