Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tres detenidos en las Tierras del Ebro por ‘vender’ exámenes de conducir

Los principales clientes de la trama eran ciudadanos chinos que no sabían catalán ni español

Los implicados pertenecen a una misma familia dueña de tres autoescuelas de la zona

La red también está acusada de blanquear tres millones de euros obtenidos de forma ilícita

Los Mossos d’Esquadra han detenido a tres personas por entregar con antelación a cambio de grandes sumas de dinero los exámenes del carnet de conducir a ciudadanos chinos para que estos lograran la licencia a pesar de que en ocasiones ni siquiera sabían hablar español ni catalán. La operación policial también imputa a los tres detenidos —de nacionalidad española y entre 36 y 63 años— y otras dos personas el blanqueo de más de tres millones de euros desde 2007.

Los implicados son miembros de una misma familia que tiene autoescuelas en Tortosa y Roquetes (Baix Ebre) y Amposta (Montsià), y contaban con la complicidad de dos funcionarios de la Dirección General de Tráfico de Tarragona. Los implicados ya habían sido detenidos por motivos similares hace casi un año, en julio de 2012.

Los agentes iniciaron la primera fase de la investigación cuando detectaron que las autoescuelas obtenían los cuestionarios del carnet de conducir antes de la celebración del examen y los distribuían a algunos de sus alumnos, principalmente de nacionalidad china. Los agentes vigilaron algunos de los exámenes y constataron que los dos funcionarios que lo vigilaban colocaban a todas las personas de origen chino en la misma fila, para que recibieran así el mismo cuestionario. Los investigadores también observaron que estas personas tardaban muy poco tiempo en realizar la prueba, explica la policía.

Tras la detención de los responsables de las autoescuelas, los investigadores iniciaron la segunda fase de la operación, centrada en el entramado empresarial de la familia, que gozaba de una gran capacidad económica. De hecho, las pesquisas se centraron en el estudio económico y patrimonial entre los años 2007 y 2012 de los investigados. Los agentes comprobaron que los detenidos lograban ingentes ingresos de la venta de los exámenes, dinero que invertían en la compra de inmuebles.

El punto culminante de la operación tuvo lugar el pasado 18 de junio, cuando se llevaron a cabo las tres detenciones y dos más fueron imputadas por blanqueo de capitales. Los detenidos han quedado en libertad con cargos.