Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
petición de segregación

La Diputación de Burgos rechaza de nuevo la segregación de Treviño

Un informe jurídico señala que la "mera proximidad" a Álava del enclave no justifica la anexión

El estudio señala que no hay vinculaciones hacia una comunidad de características "tan fuertemente peculiares y diferenciadas como la de Euskadi, convirtiendo a castellanos en vascos por ósmosis"

El pleno de la Diputación de Burgos ha sometido este jueves a votación un informe jurídico que desfavorable a la segregación de los dos municipios del enclave de Treviño para su posterior anexión a Álava, por las “mayores vinculaciones históricas, sociales, culturales y económicas con la provincia de Burgos”. Los votos de PP y PSOE han permitido que salga adelante el informe contrario a la inclusión de Treviño en Álava. Es el previsible resultado de los informes de mayores vinculaciones que el Estatuto de Castilla y León obliga a realizar cada vez que Treviño pida segregarse –sus dos municipios lo reclamaron en marzo-, y también el punto en el que se ha estancado una y otra vez el proceso, de acuerdo con las hojas de ruta que establecen para la segregación y la anexión tanto este Estatuto como el vasco. Los dos ayuntamientos del enclave, a sabiendas de este resultado, han puesto en marcha otra vía, la de buscar, a través del Parlamento vasco, la petición a que las Cortes Generales aprueben una ley orgánica que reconozca a Treviño como un enclave alavés.

Un estudio de la Universidad de Burgos señala que prevalece el interés autonómico frente al local

La votación de hoy ha estado precedida por cierta polémica después de que UPyD anunciara su voto en contra del informe desfavorable a la segregación. El PP, que dirige tanto la Diputación de Burgos como la de Álava, rechaza la segregación en la primera provincia pero, en la segunda, se mantiene partidaria de la anexión a Euskadi de Treviño. Los socialistas burgaleses también tienen una postura diametralmente opuesta a la de sus compañeros de partido en Álava.

El informe hace suya una reflexión que aprobó el pleno burgalés en 1998 por el que “no admite que la mera proximidad o la facilidad de acceso a determinados servicios determine la integración en una comunidad con una cultura de características tan fuertemente peculiares y diferenciadas como la de Euskadi, convirtiendo a castellanos en vascos por ósmosis”. Ese mismo texto también reconoce los “problemas administrativos” de los treviñeses por la situación del enclave que son precisos “solucionar”. Como uno de los argumentos para las mayores vinculaciones de Treviño a Burgos la división de provincias a través de un real decreto de 1833 firmado por el ministro Javier de Burgos. Esto “no hace sino confirmar una situación de arraigo histórico”, señala el estudio jurídico, que hace suyos varios informes que ahondan en este arraigo.

Es el caso de un informe de la Universidad de Burgos, que ha realizado un estudio que concluye que son “incontestables” las vinculaciones de Treviño a Burgos y Castilla y León. Señala que “sin poner en duda la presencia de un interés municipal” de segregarse, la universidad entiende que “en esta materia resulta prevalente el interés provincial y el autonómico”, por encima del local. Asimismo, recoge que la Real Academia Burgense de Historia y Bellas Artes considera que son “inexistentes” los vínculos en esta materia entre Treviño y Álava. En otros aspectos, se incorporan los informes sobre inversiones en obras, servicios sociales, trabajos en archivos municipales, restauración de edificios históricos, etc.

La votación ha estado precedida por cierta polémica ante la intención de UPyD de rechazar el informe desfavorable

En él se recuerda la limitación de competencias de las instituciones locales y advierte de que no se puede hablar de “intereses naturales de los entes locales”. Señala, asimismo, que para modificar los límites provinciales es preciso aprobar una ley orgánica en las Cortes Generales y siguiendo los procedimientos que recoge el Estatuto de Castilla y León en su disposición transitoria tercera.