Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La FP dual arranca el próximo curso con una modesta respuesta empresarial

El modelo parte de la experiencia desarrollada los dos últimos cursos por un centro de Benicarló

Alumnos de hostelería del centro de Formación Profesional de Benicarló.
Alumnos de hostelería del centro de Formación Profesional de Benicarló.

Una docena de empresas se sumarán a las prácticas de Formación Profesional remuneradas y supervisadas por un tutor que la Generalitat ha puesto en marcha bajo el paraguas de Formación Profesional dual. La aplicación real de este modelo, que adopta la denominación del renombrado sistema alemán de formación en el centro de trabajo orientada a la inserción y contratación laboral, arrancará el próximo curso escolar. La puesta en marcha formal ha sido esta semana en el Palau de la Generalitat, con un acto de firma de convenios con empresas y la aprobación ayer del decreto que da cobertura legal al modelo.

 Como nada sale de la nada, la FP dual es heredera de la Formación Profesional en alternancia que han estado recibiendo los últimos cursos cerca de 300 alumnos de 13 centros de la Comunidad Valenciana, con algunas innovaciones añadidas que marcó el Centro Integrado Público de Benicarló hace dos años. En él, 53 alumnos de tres ciclos formativos relacionados con la hostelería y el turismo participan en el sistema de alternancia, en colaboración con una veintena de empresas, que ha anticipado la FP dual ahora activada.

A diferencia de la formación profesional mayoritaria, en la que estudian casi 80.000 valencianos, en la alternancia experimental que inició Benicarló, “compaginan prácticas, contrato laboral y formación académica” explica su directora, Esther Segura, “desde el primer curso”. ¿La clave? El contrato laboral y la intensidad de la formación en centros de trabajo. Los alumnos de alternancia hacen 400 horas de prácticas en dos años, como el resto de sus compañeros de instituto, pero, además, hacen otras tantas o más cubiertos por un contrato laboral y compaginan prácticas y contrato desde el primer curso.

Como los ciclos formativos implicados en la alternancia son de hostelería y turismo, estos 53 alumnos de Benicarló seguirán trabajando del 15 junio al 15 de septiembre. “Lo complejo es que han de compaginar media jornada en el ciclo formativo y la otra media en prácticas o en contrato, por lo que este mes van un poco agobiados”, reconoce la directora, que, en cualquier caso muestra satisfacción por la experiencia. Además, algunos de estos alumnos pueden prolongar después de la FP su vinculación con la empresa en una relación laboral convencional.

Entiende Esther Segura que una diferencia importante entre la FP en alternancia que han estado impartiendo en Benicarló hasta ahora y la dual será una mayor flexibilidad en la relación con las empresas. Lo confirma el vicepresidente y portavoz del Consell, José Ciscar, al decir que el nuevo modelo amplía “muchísimo las posibilidades” respecto a las modalidades de contrato, becas y otras opciones de la empresa. “Ahora tenemos una FP dual en toda regla”, recalcó Ciscar. También es novedad la designación de un tutor que coordinará, desarrollará y seguirá la formación en ambos centros, el educativo y el empresarial.

Una de las 11 empresas que se incorporó el jueves a la nueva FP dual con la firma de un convenio en el Palau de la Generalitat fue SH Hoteles, que tiene ocho establecimientos repartidos por la Comunidad Valenciana, y que, explica Javier Vallés, director general de la firma, cuenta con experiencia previa en el contacto con la FP: “Tenemos prácticas no remuneradas en todos los hoteles, estudiantes que hacen tres o cuatro horas al día”.

Lo que le resulta interesante a Javier Vallés del nuevo modelo es la ampliación del horario: “Son jornadas de ocho horas a las que les puede sacar más partido tanto la empresa como el estudiante”, aclara. Cree que “implica mucho más compromiso por ambas partes”, por lo que piensa que la iniciativa “se moverá rápido entre las empresas”. De momento empezarán por el hotel de Calp, en colaboración con el IES Marcos Zaragoza de La Vila Joiosa, que aportará un alumno al programa. Por parte de la empresa, aquél recibirá 150 euros más la cotización a la Seguridad Social. Cada caso será diferente y en algunos casos, los alumnos dispondrán de una de las 450 becas ofertadas por Bankia.

La generación de puestos formativos a través de convenios con empresas es “un avance” para paliar el déficit de partida que padece la FP dual valenciana, reconoce Javier González de FETE-UGT, aunque piensa que no dejará de ser “una formación residual”. Ana García, de CC OO PV, advirtió ayer que la FP Dual “no debe suponer en ningún caso destrucción de empleo o precariedad” y pidió “realizar el seguimiento, desde el Consejo Valenciano de Formación Profesional, de las diferentes iniciativas y proyectos de la formación dual, evaluando su desarrollo y objetivos”