Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Supremo rechaza que se indemnice a la exdirectora de la CAM con 10 millones

La exresponsable de la caja pretendía también cobrar una pensión anual de 369.000 euros

El Tribunal Supremo ha desestimado de forma definitiva el intento de la ex directora general de la Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM) de cobrar 10 millones de euros como concepto de indemnización por despido, así como de la pensión que se había fijado, y que ascendía a 369.497 euros al año. La información ha sido difundida este lunes por el despacho de abogados Broseta, que representaba a la  CAM.

El fondo de rescate bancario fue quien despidió a Amorós en septiembre de 2011 entre sospechas de graves irregularidades en la gestión de la caja, que tuvo que ser intervenida debido a su situación de insolvencia y posteriormente fue adjudicada al Banco Sabadell. Amorós está imputada junto al resto de cúpula de la extinta entidad en la Audiencia Nacional como presunta autora de delito societario, estafa, manipulación de precio y apropiación indebida.

Amorós reclamó su indemnización sin éxito en los juzgados de Alicante. Recurrió a continuación al Tribunal Superior de Justicia valenciano, que también tumbó su pretensión. Y ahora el Supremo ha rechazado admitir su recurso contra esta última resolución. La vía judicial ordinaria ha concluido, y Amorós solo podría apelar ahora a otras instancias, como la del Tribunal Constitucional.