Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Parlament rechaza los recortes del PP en los consejos comarcales

Los populares pretendían eliminar 782 de los 1.053 consejeros con el objetivo de mejorar "su eficacia"

El Parlament rechazó ayer una proposición de ley del Partido Popular que pretendía adelgazar los Consejos Comarcales para eliminar 782 de los 1.053 consejeros actuales con el objetivo de mejorar “su eficacia”. La propuesta del PP, defendida por el diputado Pere Calbó, fue desestimada por 105 votos frente a los 28 que le dieron apoyo. El PP sólo logró convencer a Ciutadans aunque tachó el plan de poco ambicioso. Carina Mejías, de Ciutadans, pidió la desaparición de esa administración.

“¿Tiene sentido que haya 33 consejeros en un comarca con solo seis municipios?”, se preguntó el popular, que recordó que su partido ya propuso en 2010 la desaparición del Consejo Comarcal del Barcelonès, que ahora se hará efectiva. El resto de grupos acusó al PP de promover un plan “populista” y centrado en una cuestión crematística sin inscribirlo la reforma de la Administración local que elabora el Gobierno de Mas. Albert Batalla, de CiU, tachó la proposición de “mala fe” y aseguró que los consejos manejan al año 600 millones de euros. El 96% de esos recursos, según Batalla, tienen un destino finalista y solo el 4% se dedica a gasto de personal. David Fernández, de la CUP, calificó el plan de Calbó de una “respuesta sísmica” de la reforma de la Administración local que propugna el Gobierno de Rajoy que supondrá recortar servicios públicos. “Se les ve el plumero”, zanjó.