CC OO avisa de que los empleos de la mina de oro no compensan el riesgo

El sindicato alerta del peligro para los sectores agropecuario y marisquero

Comisiones Obreras no se anda con medias tintas. Después de siete meses estudiando el proyecto de la mina de oro que pretende explotar la canadiense Edgewater Exploration en Bergantiños, su Consello Nacional en Galicia aprobó por unanimidad un pronunciamiento contra el filón y se ha convertido en el primer sindicato generalista que afirma que los puestos de trabajo prometidos por la compañía “no compensan, bajo ningún concepto” los riesgos que entraña la explotación bendecida “irresponsablemente” por la Xunta.

CC OO recuerda que el proyecto empleará “tecnologías de lixiviación mediante cianuro de sodio (1,49 toneladas métricas al día) disuelto en agua (1.111.000 litros al día, captados gracias al desvío de varios kilómetros de un río)”, y que esta sustancia química es un potente veneno que produce daños cardiovasculares, gastrointestinales, neurológicos y oculares, cáncer, hipertiroidismo o problemas reproductivos, entre otros. Hay países en los que está prohibido su uso, y el propio Parlamento Europeo ha reconocido que “puede tener un impacto catastrófico e irreversible” en la salud y el medio ambiente. El uso de cianuro, también según Europa, “causó más de 30 accidentes graves en los últimos 25 años”.

Más información

Ante esta probabilidad, la futura mina de Corcoesto, que afectará a Cabana, Coristanco y Ponteceso y se sitúa a orillas del río Anllóns y próxima a su estuario protegido, “no cuenta con un seguro de responsabilidad civil” capaz de afrontar las consecuencias de un accidente. Este seguro tendría, recuerda CC OO, que alcanzar los 350 millones. En la zona existe un “riesgo sísmico moderado”, un “gran hándicap” asociado a la “posibilidad de rotura de las balsas mineras”, que además sufrirán el “lógico desgaste” del paso del tiempo. La actividad minera pone en riesgo los suelos, los acuíferos y el aire, al que irán a parar las “partículas de polvo tóxico” procedentes de las “megadetonaciones” que se provocarán a diario para arrancar un tipo de roca con altísimo nivel de arsénico.

El volumen de residuos (2,1 millones de toneladas métricas anualmente, 100.000 “altamente contaminadas”) podría equipararse, advierte el sindicato, a “casi un Prestige y medio cada año, concentrado en una misma comarca”. El desastre del petrolero generó un vertido de 63.000 toneladas de chapapote.

La minera promete 271 empleos directos, de los cuales 133 serán a través de subcontratas. En el proyecto, incide CC OO, no se indica la duración: “podría ser de meses o semanas, en algunos casos”. El sindicato ha estudiado otros ejemplos de minas de oro en el mundo y ha concluido que, una vez rematado “el periodo de desmonte y construcción de las infraestructuras, la mecanización y la llegada de la mano de obra especializada provocan un descenso drástico de las contrataciones, especialmente en el ámbito local”. Además, los efectos de la mina en el entorno ponen en peligro sectores tradicionales en la comarca, como el agropecuario y el marisquero. En Bergantiños se cuentan 1.452 explotaciones que dan empleo agrícola a 2.714 personas.

“Desde CC OO de Galicia estamos totalmente en contra de este proyecto minero de Corcoesto, que no es sostenible ni ambiental ni socialmente”, concluye el sindicato, y aún va más allá: “Denunciamos, además, que este proyecto se enmarca en un plan de megaminería a gran escala, en el que esta situación se repetiría a lo largo y ancho del territorio de Galicia, con seis o siete explotaciones más de la misma naturaleza”. “Se trata de una iniciativa puramente especulativa”, añade CC OO, “que acarrearía una auténtica transformación social, económica y ambiental de proporciones desastrosas e incalculables”.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50