59 imputados por robar agua mediante empalmes ilegales

Los inculpados supuestamente sustrajeron 286.000 metros cúbicos de agua La Guardia Civil localiza 67 conducciones en la red general de la región

Cincuenta y nueve personas han sido imputadas por, presuntamente, robar 286.000 metros cúbicos de agua potable, un volumen equivalente al de 115 piscinas olímpicas juntas, mediante 67 conexiones ilegales a la red general de suministro de la región.

Los agentes del Seprona (Servicio para la Protección de la Naturaleza), de la Guardia Civil, junto con los técnicos del departamento de fraude del Canal de Isabel II, han tenido que utilizar en algunos casos un robot geo-radar para localizar el lugar de la conducción general donde se estaba haciendo el desvío. Algunas de las conducciones clandestinas tenían más de un kilómetro de largo.

Según informa el instituto armado, este tipo de empalmes origina un daño a la conducción original, por lo que una vez detectado ha de ser reparado. Además, se provocan pérdidas por fugas, que, en ocasiones, forman bolsas de aguas aéreas o subterráneas, así como una disminución de la presión, con lo que el resto de los usuarios se ven afectados

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS