Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
fútbol

El punto para la tranquilidad de Urrutia

Un resultado positivo en Zaragoza daría la permanencia al Athletic ante un rival que teme el descenso

Marcelo Bielsa durante un entrenamiento del Athletic, en Lezama
Marcelo Bielsa durante un entrenamiento del Athletic, en Lezama DIARIO AS

El partido de Zaragoza es un duelo por la permanencia. Otro más de los que se librarán en las tres últimas jornadas del campeonato. En el caso del Athletic, porque necesita siquiera de un punto o de ver cómo por detrás no lo consiguen para seguir otro año más en Primera y, sobre todo, dar a su presidente, Josu Urrutia, la tranquilidad que dice no tener todavía por la clasificación de su equipo.

A pesar de la holgada ventaja del Athletic en base sobre todo a los duelos que deben mantener los equipos más amenazados por el descenso, Urrutia dice no fiarse porque matemáticamente no está todo escrito. Ni siquiera la victoria del pasado sábado ante el Mallorca, que se entendía como clave para asegurarse la permanencia, ha valido. Por eso, todo pasa por Zaragoza. Sobre todo para el equipo local, que sigue temblando ante el riesgo de que se vea atrapado por el descenso en la recta definitiva del campeonato.

Con todo, si el Athletic puntúa o viene de Zaragoza con la permanencia asegurada, el tema de la semana será el futuro de Marcelo Bielsa. Pero ya entonces no habrá rueda de prensa del presidente Josu Urrutia, que las espacia estratégicamente, y así será más complicado saber cuál es el criterio que maneja la directiva sobre un tema tan determinante.

No obstante, todo podría ser más rápido en el supuesto de que Bielsa dé un paso adelante mucho más firme y desvele las posibilidades que le aguardan sobre su futuro en el Athletic. Pero como ya ha dicho el técnico argentino, la renovación es cuestión de dos partes y para eso necesita saber cuál es el pensamiento, o la voluntad, de Urrutia. Hasta entonces, a jugar en Zaragoza.

En cuanto a las opciones del Athletic, todo se aclararía si el Deportivo no logra ganar al Espanyol en Riazor, en un partido que concluirá minutos antes de que arranque el choque en terreno maño. De esta manera, el equipo rojiblanco estaría ya fuera de peligro y disfrutaría de tres jornadas de tranquilidad para dar carpetazo a una mala temporada.

El duelo de La Coruña, por lo tanto, condicionará de manera inevitable una cita para la que el técnico argentino ya tiene decidido un once que presentará como novedades los regresos de Jonás Ramalho y de Ander Iturraspe respecto al último encuentro contra el Mallorca. Ramalho entrará en el lateral derecho en lugar de Andoni Iraola, sancionado al haber cumplido el primer ciclo de amonestaciones, mientras que Iturraspe volverá a su demarcación habitual de volante de contención en lugar de Carlos Gurpegui, que retrasará su posición el centro de la defensa debido a la lesión de Borja Ekiza.

Destaca la vuelta de Iñigo Ruiz de Galarreta.a una convocatoria después que tener el alta médica de la grave lesión en la rodilla izquierda que le ha mantenido de baja durante siete meses y que le obligó a pasar por el quirófano el pasado mes de noviembre.

El Zaragoza, por su parte, necesita la victoria para seguir avanzando hacia la permanencia en la Liga BBVA. Para lograrlo, contará con el respaldo incondicional de sus aficionados y el ya característico grito de "¡Sí se puede!", con una Romareda que rozará el lleno. La reacción de las tres últimas jornadas, con dos triunfos consecutivos como locales y un empate, han reavivado el alicaído ánimo de una afición que hasta que logró el pasado 27 de abril su primera victoria del año ante el Mallorca, no pudo disfrutar durante quince jornadas consecutivas de qué es sumar tres puntos de una tacada.

Más información