Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Educación adeuda a los centros los gastos de comedor de todo el curso

Empresas y colegios sostienen un servicio que atiende 80.000 alumnos

Padres y alumnos del colegio Isla de Tabarca de Alicante, donde la empresa ha suspendido el comedor por impago.
Padres y alumnos del colegio Isla de Tabarca de Alicante, donde la empresa ha suspendido el comedor por impago.

La Generalitat valenciana no ha abonado a los colegios los gastos de comedor del presente curso, un servicio que, según los datos de la propia Consejería de Educación, atiende a más de 80.000 escolares. Sin embargo, hasta ahora no se había producido un problema tan escandaloso como el del colegio Isla de Tabarca, donde la empresa concesionaria dejó el lunes sin comer a 260 alumnos por impagos del Consell y ha llevado al Síndic de Greuges a abrir una queja de oficio para conocer exactamente la situación.

El sistema ha hecho aguas por el eslabón más débil y si no se ha llegado a tal extremo en ningún otro centro ha sido por dos razones. Una, porque la mayoría de los colegios van haciendo frente a los pagos con otros ingresos. Dos, porque la mayoría de las empresas que proporcionan el servicio son de tamaño considerable y pueden soportar cierto nivel de deuda.

A los centros les adeuda la Generalitat por el concepto de comedor escolar cantidades que van de los 50.000, los más, a los 75.000 euros. “Depende del peso que tengan las becas de comedor”, aclara Vicent Ripoll, presidente de la Asociación de Directores de Infantil y Primaria. A más becas, la deuda de la Generalitat es mayor y la liquidez menor, al tener menos ingresos de las familias que pagan el menú. Educación dice que la valenciana es la autonomía que más gasta en becas de comedor.

Condicionadas por los atrasos de la Generalitat, que en algunos casos incluyen cantidades del curso anterior, los centros pagan en la medida que pueden y como pueden a las empresas suministradoras, que proporcionan menú y monitores. Colegios consultados por este diario reconocen deudas dispares con las empresas, que pueden ser tanto de 40.000 como de 80.000 euros. Los equipos directivos han de tener en cuenta una circular que la Dirección de Centros Docentes les remitió en septiembre de 2012 y que les obliga a aplicar el principio de caja única a la gestión económica de los centros. Es decir, que si el centro tiene dinero de mantenimiento disponible y hay pagos pendientes de comedor habrá que satisfacer estos con aquellos fondos.

Moragues dice que el Consell intentará ponerse al día en mayo y junio

Las empresas consultadas reconocen retrasos en los pagos de varios meses, pero que no afectan al servicio, “porque al final la Administración pagará”. Algunas de estas compañías, como IRCO, atienden hasta a 300 colegios de la Comunidad Valenciana. Otras, como Serunion, integrada en un grupo multinacional, son líder en el sector de restauración colectiva y no dependen sólo de centros de enseñanza ni solo de la Administración pública. Incluso las escasas pequeñas empresas que quedan, como Cuinatur, se declaran “menos ahogadas” que el año pasado por estas fechas.

El consejero de Hacienda, Juan Carlos Moragues, dijo este martes que la Generalitat haría “un esfuerzo en mayo y junio” para intentar poner “al día” los pagos “en el sector de la educación y en los colegios en particular”. Lo centros concertados de Elche se declararon también ayer en una situación límite porque la Consejería de Educación les adeuda los gastos de mantenimiento desde octubre del año pasado, además del pago de los Programas de Cualificación Profesional Inicial desde el año 2011.