Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Adiós al curso de informática

Los recortes en Getafe dejan sin empleo a los profesores de las salas Redint, que ofrecían formación y ADSL gratis

Usuarios afectados por el cierre de las salas municipales Redint en el centro cívico del barrio de la Alhóndiga, en Getafe.
Usuarios afectados por el cierre de las salas municipales Redint en el centro cívico del barrio de la Alhóndiga, en Getafe.

María de los Mártires García quiso festejar el pasado miércoles su 79º cumpleaños con los compañeros del centro cívico La Alhóndiga, afincado en el centro de Getafe. Y más concretamente, con David Alcácer, el profesor que le ha enseñado a manejar las herramientas básicas de ofimática. La noticia del supuesto cierre de esta sala, junto al resto de las que se reparten por los otros centros socioculturales de la localidad, crispó los ánimos de los allí presentes. Durante toda la mañana, la respuesta de David era la misma: “Hoy me despido de todos. Me quedo sin trabajo”.

El Ayuntamiento de Getafe, gobernado por el PP, ha decidido no prorrogar el contrato de concesión que tenía con la empresa Arjé, gestora del servicio de las nueve salas de informática. A partir de ahora, será el Consistorio el que se encargue de las salas agrupadas en la red Redint. El motivo, explican desde la empresa municipal Getafe Iniciativas (GISA), son los recortes. “La partida presupuestaria se ha reducido en un 44%. No podíamos seguir pagando los más de 25.000 euros mensuales para el mantenimiento de las salas”, sostiene Marisa Gil, gerente de GISA. La red, puesta en marcha hace 10 años, ofertaba cursos gratuitos, permitía el libre acceso a Internet y era uno de los servicios más demandados.

El 3 de mayo los coordinadores de los centros comunicaron a los profesores que el Ayuntamiento no iba a prorrogar el contrato que finalizaba el 9 de mayo. María de los Ángeles Hernández y Domingo del Cerro, de 62 y 56 años, respectivamente, se quedaron estupefactos al enterarse del cierre. Este matrimonio de desempleados, asiduos a los cursos de La Alhóndiga, reclamaba algún tipo de explicación. “Veníamos todos los días para aprender a utilizar el ordenador. En casa no podemos pagar el ADSL, y menos aún los cursos”, dice ella.

Por ahora, los alumnos no saben si habrá cursos en los próximos meses. El Consistorio asegura que las aulas permanecerán abiertas, pero sin los antiguos profesores. Estos están dispuestos a seguir denunciando lo que para ellos es un despido injusto. Cuentan con el apoyo de muchos de sus alumnos que están recogiendo firmas para manifestar su rechazo ante esta situación.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram