La juez advierte a las familias que ocupan la corrala La Utopía que deben desalojarla

Los once imputados aseguran que carecen de recursos y que tienen hijos pequeños a su cargo

Foto: atlas | Vídeo: ATLAS

La magistrada del Juzgado de Instrucción 3 de Sevilla ha tomado este martes declaración, como imputados por un presunto delito de usurpación, a once miembros del colectivo de familias que ocupan desde 2012 la corrala La Utopía. La jueza les ha advertido de que deben desalojar voluntariamente el edificio pues en caso contrario lo ordenará de manera forzosa a finales de mayo, cuando está previsto que terminen las comparecencias. En sus declaraciones, diez de las once personas han reconocido que viven en ese inmueble, situado en la avenida de las Juventudes Musicales, en el entorno de la glorieta de San Lázaro, porque carecen de recursos económicos y tienen hijos pequeños a su cargo, algunos con enfermedades.

Los imputados aseguran que han solicitado viviendas públicas y nunca les han contestado y que "si son desalojados se quedan en la calle". La jueza les ha dicho que les apercibe de desalojo voluntario y que, en caso contrario, tendrá que dictar auto de desalojo forzoso cuando concluyan las declaraciones previstas para los días 21 a 29 de mayo.

Irma Blanco, una de las portavoces del colectivo de familias e imputada por la ocupación, ha señalado ha asegurado que si bien el juzgado ha solicitado que estas familias desalojen "voluntariamente" las viviendas, no median "plazos" y sigue pendiente la negociación abierta con la propiedad.

La propietaria de los inmuebles (Ibercaja) propone la ubicación de las familias en viviendas sociales y ofrece para ello el programa de Llaves solidarias de su obra social, que presta apoyo económico durante los primeros meses de alquiler a las familias que los servicios sociales indiquen que tienen necesidad de tal respaldo.

Mientras se celebraban las comparecencias de los imputados, que han sido acusados de un delito de usurpación, varias decenas de personas se han manifestado frente a los juzgados del Prado de San Sebastián con gritos de "Ni una casa vacía, ni gente sin casa" y "Tenemos la solución, banqueros a prisión".

Posteriormente, una parte de ellos ha marchado por la calle San Fernando y ha intentado entrar en una sucursal de Ibercaja, que había cerrado sus puertas, por lo que han continuado la manifestación sin incidentes.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS