Las farmacias plantean nuevas protestas por falta de pago

El Consell de Fabra debe a los boticarios cuatro meses y medio de facturas, 480 millones de euros

“No sabemos qué les hemos hecho para que seamos siempre los últimos en cobrar”, se quejaba este lunes en Alicante, Jaime Carbonell,  presidente del Colegio de Farmacéuticos que siguen sin cobrar por parte de la Generalitat. Los farmacéuticos de Castellón, Valencia y Alicante se reunirán el miércoles para decidir si emprenden medidas de presión.

La Generalitat que preside Alberto Fabra debería haberles pagado el día 30 de abril, y no lo ha hecho. El Consell acumula una deuda de cuatro meses y medio, lo que equivale a 480 millones de euros para el conjunto de las farmacias valencianas. “Muchos compañeros ya no pueden comprar medicamentos, estamos todos endeudados y no nos queda tesorería”, aseguró Carbonell, que recuerda que la deuda pendiente corresponde a los meses de octubre, noviembre y medio septiembre de 2012 y a febrero y marzo de este año.

En Castellón, el presidente del colegio oficial, Jesús Bellver, ha abandonado el discurso hasta ahora comprensivo con la situación económica de la Generalitat y anunció una nueva vía de presión. “Vamos a atacar más a los políticos, porque son ellos los causantes del hundimiento de la Comunidad Valenciana y no han dejado de cobrar sus sueldos ni un mes”, manifestó Bellver. El representante de los boticarios en Castellón, donde la deuda asciende a 47 millones, no concretó las acciones. Sobre la mesa está una nueva huelga pero también el cobro íntegro del medicamento a los enfermos. “Consideramos que la medida no debe ser esta, pero hay un grupo de farmacéuticos, no significativo, que abandera esta medida”, dijo.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS