Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
ANTONI CASTELLÀ - Secretario de Universidades de la Generalitat

“Nunca hablé de despidos con el rector de la UPC. Lo decidió la universidad”

El titular de las universidades catalanas comenta la situación de asfixia de la Politécnica

Antoni Castellà, secretario de Universidades de la Generalitat
Antoni Castellà, secretario de Universidades de la Generalitat

Antoni Castellà, al frente de la Secretaría de Universidades, ha protagonizado un recorte sin precedentes en los campus, un 16% en los dos últimos años, que está asfixiando a las grandes universidades, ya en números rojos antes de la crisis. Los recortes han puesto al límite la Universitat Politècnica de Catalunya (UPC) —con un déficit de 111 millones—, que ha anunciado el despido de 78 interinos. En los últimos días, Castellà y el rector de la UPC, Antoni Giró han discrepado en público —el primero cuestiona la necesidad de los despidos y Giró afirma que los impuso la Generalitat—, que ha acabado con el rector tirando la toalla y avanzando las elecciones.

Pregunta. ¿Qué ha pasado con Antoni Giró?

Respuesta. Lo que tenemos es un problema laboral en la UPC. El rector hereda un agujero de 68 millones y ha tenido que gestionar una situación compleja.

P. ¿Ha habido un cambio respecto al apoyo a Giró en cuanto a los despidos?

R. Rotundamente no.

P. Y entonces, ¿qué pasó?

R. La ley obligaba a la UPC a absorber el déficit de 11 millones del año pasado en los presupuestos actuales. Sí que se pactó tomar medidas en el capítulo uno [el de personal], pero nada más. Nunca he hablado de las medidas concretas con el rector. La universidad fue la que decidió los despidos. Entonces los sindicatos e interinos nos piden una reunión. Avisamos al rector de la reunión, porque nuestro papel era de intermediario. De hecho, durante esta reunión Giró estaba esperando en una sala en el piso de arriba.

P. ¿Entonces usted rechaza los despidos?

R. Siempre he defendido un ahorro en el capítulo uno, pero hay muchas medidas que se pueden tomar. A nosotros lo que nos importa es conseguir el objetivo de ahorro y hacer sostenible la UPC. Cuando estuvimos con los interinos, se habló de una reducción del 15%, que los sindicatos aceptaron.

P. ¿Pero el Consejo Social propuso una reducción del 25%?

R. La Generalitat apuesta por un 15%, el mismo porcentaje que se ha aplicado a los trabajadores de la Generalitat. Y así lo trasladamos al rector y al presidente del Consejo Social. Pero en una reunión posterior con el Consejo Social, se hace una propuesta del 25%.

P. Giró admite que reduciendo el sueldo a los interinos no se consigue el mismo ahorro que con los despidos.

“Ya no quedan profesores que trabajan como falsos asociados”

R. Sí que llega. Con los despidos se calculó un ahorro de 1,4 millones. Con la rebaja de sueldo de los 182 interinos se consigue un ahorro de 1,1 millones y los 300.000 restantes se obtienen de la reubicación de parte de este personal en proyectos de investigación. Esto ya se había estudiado y se había planteado a los sindicatos, pero se rechazó. Es probable que ahora, viendo la gravedad de la situación, lo acepten.

P. Si no se llegara a la cifra, ¿se tocaría la plantilla de docentes asociados?

R. O revisar complementos, o revisar sueldos, o eventuales… En todo caso, hay que recordar que los asociados no van al paro porque tienen un trabajo fuera de la universidad.

P. ¿Y los falsos asociados? Es un hecho conocido y aceptado.

R. Se había utilizado años atrás, pero se ha puesto orden y ya no queda ninguno de estos.

P. ¿Usted ha apuntado que la UPC tiene una abultada plantilla?

R. En los últimos 10 años, el presupuesto de la UPC se ha doblado, la contratación de profesores ha subido un 22%, la de administrativos un 40% y los estudiantes han bajado un 10%. El campus tiene un ratio de 11 alumnos por profesor, cuando en la OCDE es el doble.

P. ¿Y las otras universidades?

R. Están entre 11 y 13. El problema es que la UPC tiene un déficit acumulado de 111 millones.

“Debemos a las universidades unos 100 millones, la mayoría son de 2011”

P. La Politécnica dice que un buen balón de oxígeno sería que la Generalitat le pagara la deuda de 40 millones.

R. No debemos nada en términos presupuestarios, solo en tesorería. Pero no son 40, sino 20 millones desde 2011. La Politécnica ha tenido problemas graves de tesorería en 2012, y la Generalitat le ha avanzado dinero.

P. ¿A cuánto sube la deuda con el resto de universidades?

R. Unos 100 millones de euros, básicamente generado en 2011.

P. Si se mantiene el objetivo de déficit en el 1,2%, cómo será el recorte en universidades?

R. El 1,2% es una exigencia muy injusta. Tendría un impacto muy importante en todos los servicios públicos.

P. Usted dijo a los rectores que el recorte sería del 17% si el objetivo de déficit era del 0,7%.

R. No era un escenario mío, el recorte en todos los departamentos de la Generalitat hubiera rondado este porcentaje. Esto es inasumible en sanidad o la educación. Tampoco contemplo el 1,2% de déficit ni sabemos el recorte.

P. Asegura que el curso que viene no subirán las tasas. ¿Hasta cuándo se congelarán?

R. Como mínimo tres años. Esperamos que en este tiempo la situación económica mejore. Si no es así, se continuarán congelando.

P. ¿El sistema de becas ha sido suficiente este año?

“Los beneficiarios por las becas del ministerio se han reducido un 10%”

R. Sí, en cuanto ha permitido que la subida de tasas no comportara una barrera de acceso a la universidad. El número de alumnos se ha mantenido. Hemos destinado este año 23 millones a las Becas Equitat. Estamos pensando en revisar los umbrales de renta para conseguir llegar a más alumnos. Especialmente a los que tienen rentas más bajas, es un compromiso marcado por Esquerra en el pacto de legislatura.

P. Y en cuanto a las becas de ministerio, ¿se han reducido los beneficiarios?

R. Sí, un 10%. Estos los hemos recuperado con las becas Equitat. Pero nosotros no le pagamos el 100% de la matrícula, sólo el 50%.

P. Dice que el número de alumnos matriculados se ha mantenido, pero nos constan casos de jóvenes que no han entrado en la universidad porque no se lo podían pagar.

R. Los datos estadísticos muestran que la población estudiantil en edad de acceder a la universidad se ha mantenido en los últimos años. Así que si las matriculaciones también han sido estables, significa que nadie se ha quedado fuera por motivos económicos.

P. Pero se está demostrando que las becas del ministerio y de la Generalitat no llegan a todo. Las universidades han tenido que activar fondos sociales para rescatar alumnos.

R. El Agaur [la Agencia que gestiona las becas] sigue abierta para aquellos alumnos que se encuentren ante situaciones sobrevenidas. Está bien lo que hacen las universidades, pero mientras la Rovira i Virgili está aportando 100.000 euros, el fondo de la Generalitat asciende a 23 millones.