Cuatro ‘mossos’ declaran que no oyeron disparos donde Quintana perdió el ojo

Los agentes aseguran que solo oyeron la rotura de un escaparate en la zona donde Quintana perdió un ojo

Los cuatro mossos d'Esquadra que han declarado este viernes como testigos por el caso de Ester Quintana han asegurado al juez que no vieron disparos de pelotas de goma por parte de sus compañeros en el lugar donde la mujer perdió la visión de su ojo izquierdo durante la manifestación de la huelga general del 14 de noviembre.

Según han explicado fuentes judiciales, estos cuatro policías -que viajaban dentro de la furgoneta que acompañó a la de los antidisturbios de los Mossos (Brimo) acusada de disparar- han explicado que no vieron estos lanzamientos ni tampoco escucharon nada en los alrededores del paseo de Gràcia, con lo que tampoco oyeron salvas que los imputados sí reconocieron.

Además, los Mossos d'Esquadra han explicado en el Juzgado de Instrucción 11 de Barcelona que el escopetero y quinto integrante de esta furgoneta -citado también este viernes pero que no ha podido acudir al estar de baja- bajó del vehículo pero lo hizo sin escopeta, con lo que descartan así también que su compañero hubiese disparado.

El único ruido que estos cuatro mossos han asegurado que escucharon durante ese tiempo en la zona fue la rotura del escaparate de un establecimiento comercial por parte de algunos manifestantes. El juez los ha citado este viernes para esclarecer cómo perdió la visión del ojo Ester Quintana -según ella por el disparo de una pelota de goma- y mantiene imputados al subinspector jefe y al escopetero de la unidad Drago 40 de la Brigada Móvil (Brimo), que podría haber disparado la pelota de goma.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS