La educación pública pierde un 20% de alumnos que gana la concertada

Los directores de colegio de Alicante denuncian el “ataque sistemático” a la red pública

Los directores de colegios públicos de la provincia de Alicante reunidos en asamblea.
Los directores de colegios públicos de la provincia de Alicante reunidos en asamblea.PEPE OLIVARES

Los directores de los colegios públicos de Infantil y Primaria de la provincia de Alicante están hartos del “ataque sistemático” a la red pública de educación. Y enumeraron todo un rosario de medidas que, según ellos, han ido minando un sistema público que pierde alumnos. El secretario autonómico de la consejería de Educación, Rafa Carbonell, reconoció, durante la apertura de estas jornadas, un trasvase de un 20% de alumnos que estudiaban en la pública que se han ido a la privada-concertada.

 El representante de la consejería echó mano de las estadísticas, según varios directores, para hacer un alegato en defensa del aumento de la ratio hasta 30 alumnos por aula, ya que la media actual es de 21 alumnos. “Lo que no explicó es que el aumento de la ratio servirá para suprimir unidades, tirar profesores a la calle y ahorrar dinero”, aseguró Ginés Pérez, director del colegio Fabraquer y exportavoz de la permanente de directores de la provincia de Alicante.

Los directores que intervinieron en la asamblea fueron muy críticos con la consejería, y repasaron algunas de las medidas que, según ellos, han ido deteriorando el sistema público. El mal endémico del sistema es la financiación. Los centros todavía tienen pendiente de cobro parte de los gastos de 2012 y no han percibido nada de 2013, las familias tampoco han cobrado las ayudas a los libros de texto o para el transporte escolar, y mientras el trabajo burocrático en los centros aumenta al carecer de personal para realizar todos los informes que exige la consejería.

A los problemas cotidianos de los colegios hay que añadir las “ocurrencias políticas”, como tildó algún director. La más reciente ha sido la libertad de elección de centro que provocará “desequilibrios y rivalidades” entre colegios próximos. Para el próximo curso, se suprimirán 237 plazas de maestros de francés en Alicante, y en el 90% de centros que tienen entre 12 y 17 unidades se suprimirá una de las tres plazas de profesores que ejercen de tutores, que serán otras 300 plazas. Y con la nueva ratio de 30 alumnos habrá más docentes que pierdan su plaza. Los directores también citaron problema laboral de los interinos o el globo sonda lanzado sobre la jornada continúa.

Al final, durante el debate, hubo cierta división de opiniones entre los partidarios de seguir denunciando en la calle estas deficiencias, y quienes defendían ser más positivos, poner en valor los resultados y no dañar más la imagen de la red pública. Pero todos coincidieron en que, pese al descenso de la inmigración y la natalidad y la fuga de alumnos hacia la privada, la escuela pública es la que “garantiza la igualdad de oportunidades, y la que, pese a las trabas de la administración, cuenta con los mejores profesionales”, aseguró Montse Salas, que junto a Fernando Martín, fueron elegidos nuevos portavoces de los directores.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50