Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La última bóveda del castillo medieval de Villamartín se derrumba

El Ayuntamiento había alertado del mal estado del BIC a los propietarios y la Junta

Exterior del castillo de Matrera, tras el derrumbe. Ampliar foto
Exterior del castillo de Matrera, tras el derrumbe.

Ha caído la última bóveda. El castillo de Matrera, en Villamartín (Cádiz), declarado por la Junta Bien de Interés Cultural (BIC) en 1985, se ha derrumbado y apenas sostiene todavía algunas de sus piedras en pie. El Ayuntamiento ha atribuido el siniestro a las últimas lluvias, aunque también ha admitido que llevaba reclamando desde hace meses a los propietarios y a la Consejería de Cultura de la Junta para que ejecuten unas obras de consolidación, que no han llegado a tiempo.

Según han determinado los técnicos municipales, la principal causa del derrumbe han sido las precipitaciones, que han agravado el mal estado del edificio. De la fortaleza, sin uso desde que hace cinco siglos fuera levantada para defender al entorno de Sevilla de incursiones moriscas, ya solo quedaba una bóveda que era sostenida por dos paredes. Esta última bóveda es la que ahora ha caído, con lo que el castillo medieval se ha visto reducido a dos maltrechas paredes.

El Ayuntamiento reactivó el año pasado el litigio con la empresa propietaria de los suelos donde se levantaba el castillo para conseguir la titularidad pública y hacer el entorno visitable. La Consejería de Cultura había pedido a los propietarios un proyecto de conservación. Estaba redactado pero no ejecutado.

El derrumbe coincide con las denuncias continuadas sobre el abandono del patrimonio protegido de la provincia de Cádiz. Un debate abierto tras el desplome y posterior muerte de un drago de 260 años en la capital gaditana, que cayó sin que nadie hubiese tomado ninguna medida protectora a pesar de la existencia de informes técnicos que alertaban del riesgo de desplome. Otros bienes de interés cultural de la ciudad, como el edificio Valcárcel, en el que se proyectó un frustrado hotel, llevan años abandonados.