El Consell no haría hoy eventos de Nóos aunque ve “impagable” su publicidad

Ciscar envía a un secretario autonómico a las Cortes a explicar los convenios con Urdagarin La oposición acusa al vicepresidente de esconderse

El secretario autonómico Daniel Marco y el diputado Luis Díaz Alperi, en las Cortes Valencianas.
El secretario autonómico Daniel Marco y el diputado Luis Díaz Alperi, en las Cortes Valencianas. JOSÉ JORDÁN

“Ha habido luces y sombras”, empezó por reconocer el secretario autonómico de Turismo y Comercio, Daniel Marco, sobre la política de grandes eventos de la Generalitat. “Ahora el momento económico es otro”. Marco acudió este martes a una comisión de las Cortes Valencianas en sustitución del vicepresidente del Consell, José Císcar, cuya comparecencia y la del propio presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, había solicitado el Grupo Socialista, para explicar los convenios con el Instituto Nóos, de Iñaki Urdangarin, que el Consell y el Ayuntamiento de Valencia firmaron para la celebración de los encuentros Valencia Summit en 2004, 2005 y 2006. Unos encuentros que, junto a unos Juegos Europeos que nunca se celebraron, son investigados por el juez de Palma José Castro porque sirvieron para detraer ilegalmente varios millones.

La celebración de los Valencia Summit, presentados como “cumbres sobre ciudades y eventos deportivos”, según el secretario autonómico, en el contexto actual “no tendría sentido, aunque sí que lo tuvo en aquel momento”. Marco, que orientó su intervención como secretario del consejo de administración de la Ciudad de las Artes y las Ciencias (Cacsa), la empresa que suscribió los convenios, evocó la calidad de los participantes y la proyección internacional que consiguieron de Valencia. La repercusión de grandes acontecimientos como aquellos, sostuvo, ha mejorado el posicionamiento de la Comunidad Valenciana y de la ciudad de Valencia, que se ha convertido “en uno de los destinos turísticos más visitados”.

Marco afirmó que fue “una experiencia positiva”, ya que los Valencia Summit cumplieron su cometido, añadió que se puede discutir su idoneidad pero “su legalidad ha quedado probada” y llegó a asegurar que fueron “una realidad transparente y pública”. Según el secretario autonómico, si la Comunidad Valenciana hubiera tenido que invertir en una campaña de publicidad como la que supusieron los Valencia Summit, hubiera resultado “impagable”.

Eva Martínez. “El Consell no entrega documentos ni explica nada

La oposición cargó con dureza contra el presidente Fabra y el vicepresidente Ciscar, que “sigue ocultándose para eludir las responsabilidades políticas del Consell”, según dijo la socialista Eva Martínez. La diputada consideró “una falta de respeto y una muestra de cinismo” las respuestas del secretario autonómico, que se limitó a recordar que Cacsa y la entidad municipal Fundación Turismo Valencia Convention Burearu pagaron un cánon fijo anual de 450.00 euros por cada Valencia Summit, más gastos de desarrollo de 108.246, 170.797 y 145.835 euros en las sucesivas ediciones, y 382.000 euros por el encargo de los frustrados Juegos Europeos.

“Hemos pedido los convenios y no se nos han entregado”, señaló Martínez, que citó pasajes de la instrucción del juez Castro en los que habla de “decisiones arbitrarias e injustas, al margen de cualquier expediente administrativo” y que los convenios se suscribieron para “beneficiar a personas concretas”. La diputada acusó de opacidad al Gobierno valenciano. “no da explicaciones, no facilita la documentación y cuando comparece no explica nada”, se quejó.Los grandes eventos, comentó la parlamentaria, “han supuesto ruina y corrupción” y preguntó a Marco si, al defender la repercusión de los Valencia Summit, justifica “los cuatro millones de euros que han ido a parar a la trama”.

Ignacio Blanco, de Esquerra Unida, acusó al Consell de menospreciar al Parlamento y a la oposición y añadió que los Valencia Summit “ni ahora ni nunca tenían sentido”. El diputado rebatió que la tramitación de los convenios con Urdangarin tuviese el visto bueno de los organismos de fiscalización, como la Sindicatura de Comptes y recordó que el propio Síndic Major de Comptes explicó en las Cortes que en los convenios de Valencia Summit “no se justificaba el gasto, ni el precio, ni la excepcionalidad”. Blanco añadió que por el caso Nóos “están a punto de imputar a Francisco Camps y Rita Barberá”.

Ignacio Blanco: “No contesta nada. Me dan ganas de tirarle los papeles a la cara”

Fran Ferri, de Compromís, insistió en ello. “Hablamos del saqueo del dinero de todos los valencianos. Hay quienes se hacen ricos y quien les abre la puerta, que es el PP”, añadió. Ferri dijo que “los Juegos Europeos eran humo” y se preguntó si el PP y el Consell, en el caso de que el momento económico fuera distinto, permitirían que aquello volviera a pasar.

Ante las alusiones de Marco y del diputado del PP Ricardo Martínez a que “hay que mirar al futuro” y a que la oposición “siembra la duda continuamente”, Blanco le dijo al secretario autonómico: “Usted viene aquí y no contesta nada. Me dan ganas de tirarle los papeles a la cara, igual que le tiraron un zapato a Bush”. El popular Rubén Ibáñez pidió que retirara sus palabras porque eran una “incitación a la violencia” y el parlamentario de Esquerra Unida explicó que se trataba de una expresión de desaprobación y no la retiraba. El presidente de la comisión, Luis Díaz Alperi, del PP, consideró que no había motivo para amonestar a Blanco, aunque le pareció “poco elegante” lo que dijo.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50