Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP apela a la “equidad social” para defender que se pague el comedor escolar

“Lo que ustedes quieren es que desaparezca la enseñanza concertada”, respondieron los populares a la oposición

El Partido Popular no oculta su predilección por la enseñanza que segrega por sexos ni por los centros educativos privado-concertados. No ha resuelto todavía el problema de la asistencia con tuppers los colegios generado por el copago que ha anunciado para los comedores escolares (afecta a familias con rentas de a partir de 1.000 euros) pero se mantiene firme en sus decisiones aun cuando, como la de la separación en aulas por sexos, estén invalidadas por sentencias judiciales. “Lo que ustedes quieren es que desaparezca la enseñanza concertada”, respondió ayer con una acusación el portavoz del PP en la comisión de Educación, Román Rodríguez, a AGE y BNG en el debate de las proposiciones no de ley que ambas formaciones nacionalistas presentaron (respaldadas por el PSOE) para tratar de impedir el copago en los comedores y que los centros puedan decidir a qué alumnos aceptan. Una prerrogativa derivada del punto, sin ceñirlo a ningún criterio, que la Consellería de Educación concede a los equipos directivos.

La Xunta ha adoptado esta decisión —recurrida por los sindicatos mayoritarios ante el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia— “sin tener en cuenta la opinión del Consello Consultivo de Galicia, ni los de la asesoría jurídica de la Xunta y del Consello Escolar de Galicia”, enumeró el portavoz socialista, Vicente Docasar al hablar de los “incumplimientos” del Gobierno gallego.

De nada sirvieron las exposiciones de los tres grupos de oposición. De nada, la pregunta retórica del portavoz de AGE, Ramón Vázquez, sobre los “intereses que puede tener la Xunta” para gobernar “contra el marco normativo” con criterios “arbitrarios y generando inseguridad jurídica”. La oposición tiene claro que con sus decisiones el gabinete que preside Jesús Vázquez solamente pretende “favorecer a la patronal educativa” que se “ha mostrado encantada” con la asignación de ese punto a los centros para que decidan sobre la admisión de alumnos, destacó el portavoz del BNG, Cosme Pombo. Una iniciativa que los tres grupos de oposición atribuyen a la patronal educativa.

El Partido Popular insiste sin embargo en las garantías de la gratuidad y universalidad de la enseñanza pública y acusa a socialistas, Alternativa Galega de Esquerdas y Bloque Nacionalista Galego de “ver fantasmas”. El portavoz popular precisó que el nuevo decreto “no beneficia” a la enseñanza concertada sino que “corrige” el del bipartito “declarado ilegal en algunos aspectos por el Tribunal Superior de Justicia”. Sobre el copago de los comedores, Rodríguez advirtió de que su grupo no está dispuesto a recibir lecciones de la izquierda “que se opone a la equidad social en tiempos de crisis”.

 

Más información