Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Kalakan vuelve a San Sebastián tras su éxito con Madonna

El grupo actúa el domingo en el Kursaal dentro de la gira que inician dos días antes en Biarritz

Los integrantes de Kalakan, Xan Errotabehere, Thierry Biscary y Jamixel Bereau, esta mañana en San Sebastián.
Los integrantes de Kalakan, Xan Errotabehere, Thierry Biscary y Jamixel Bereau, esta mañana en San Sebastián.

El grupo Kalakan ha presentado hoy su nueva gira, que dará comienzo en la ciudad vasco francesa de Biarritz, el día 5 de abril. Su presentación en San Sebastián será el próximo domingo en el auditorio Kursaal, en la que el grupo permanecerá prácticamente "desnudo", contando tan solo con su voz y la percusión, en una representación que durará hora y media.

Kalakan está de vuelta tras una gira, descrita por ellos mismos como "intensa", con la cantante estadounidense Madonna. Según han indicado, están deseosos de actuar en los cubos de Moneo: "El Kursaal es algo más grande para nosotros, porque hay una mezcla muy interesante de gente". El grupo está especializado en la percusión y el canto combinado con una puesta en escena sencilla.

Madonna descubrió a Thierry Biscary, Xan Errotabehere y Jamixel Bereau, integrantes de Kalakan, en una cena organizada por las famosas pianistas francesas Katia y Marielle Labèque. Estas intérpretes han sido una parte fundamental en el desarrollo del grupo, ya que fueron ellas quienes pidieron al trío que colaborara con las hermanas para interpretar el Bolero, de Maurice Ravel en un recital que tuvo lugar en el teatro Victoria Eugenia y en el Koldo Mitxelena. Según Kalakan, ellos "nacen y florecen junto a sus madrinas".

Bereau ha comentado esta mañana en la rueda de prensa que la cena en la que coincidieron con la reina del pop compartieron risas, su pasión por la música y su cultura para después "bailar un aurresku" para ella. Tras la cena hubo un pequeño concierto y después de pasar dos días desde ese encuentro, la cantante se puso en contacto con el grupo para ofrecerles irse de gira con Madonna.

Esto fue en agosto de 2011, y hasta febrero del año siguiente no tuvieron noticias de ella. Fue entonces cuando les llamó y les explicó que tenían que acudir a Nueva York para participar en un workshop, o taller de aprendizaje para la gira.

En cuanto les comunicaron que definitivamente iban a participar en la gira con la artista, les hicieron firmar un contrato de confidencialidad en el que se especificaba que tenían que suspender todos sus conciertos sin dar explicación alguna. Bereau ha aclarado que primero fue duro, pero después, cuando los representantes que les había contratado se enteraron, lo comprendieron perfectamente. "Tuvimos que mentir mucho", ha explicado entre risas.

Biscary ha afirmado que trabajar en un ámbito internacional no es tan difícil como parece: "Se trata de hacer música para gente a la que le gusta la música". El cantante ha añadido que no fue complicado integrarse en el espectáculo de Madonna.

El grupo ha insistido en que ha sido una experiencia que les ha cambiado tanto como músicos como personas, pero también han explicado que el vivir en ese mundo les ha hecho darse cuenta de que es una industria en la que no quieren tomar parte. "Somos perfectamente capaces, pero no es nuestra elección". Según han aclarado prefieren quedarse en su "mundo de la música". Aunque también han afirmado que repetirían la experiencia sin dudar.

Más información