Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El temporal arrastra medusas tóxicas a las playas de Cádiz

El Ayuntamiento de Cádiz prohibe el baño en sus cuatro playas

El contacto con esta especie, habitual en aguas más templadas y profundas, puede ser mortal

El Ayuntamiento de Cádiz ha decidido este martes prohibir el baño en sus cuatro playas (la Victoria, Cortadura, Santa María del Mar y La Caleta) por la aparición de medusas tóxicas. Los técnicos atribuyen su presencia a los temporales de poniente de los últimos días. La Consejería de Medio Ambiente detectó también ejemplares en aguas de San Fernando, Chiclana y Chipiona, aunque sus Ayuntamientos no han tomado ninguna medida preventiva porque sus técnicos no las han encontrado en sus inspecciones. El Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) alertó de que el contacto con esta especie, más habitual en aguas más templadas y profundas, puede ser mortal.

La presencia de las medusas fue detectada este lunes por la mañana por los técnicos de playas de Cádiz. Tras recoger los ejemplares encontrados en tres de las playas, este martes han sido halladas más y también en la zona de la Caleta, de ahí que la prohibición del baño y la recomendación de no tocar las que se acumulaban en la orilla se extendiera. También se ha incrementado los mensajes por megafonía y los mástiles para colocar las banderas rojas. Aunque la climatología no invita al baño, estas playas suelen ser utilizadas para hacer surf o para dar paseos por la orilla.

En caso de contacto, se recomienda tratar la herida con agua salada para reducir el picor

Los técnicos municipales de Cádiz coinciden con los del CSIC en atribuir esta presencia de medusas al temporal de poniente. Esta especie, la Physalia physal, conocida como carabela portuguesa, suele estar en mar abierto, pero pueden ser arrastradas por las corrientes. Este fenómeno no es nuevo. Lo que sí es menos común es que se haya producido iniciada la primavera porque lo habitual es que se produzca en pleno invierno, con lo que no suele derivar en advertencias públicas al estar las playas inutilizadas.

Agentes de la Consejería de Medio Ambiente de la Junta también han detectado ejemplares en otras zonas del litoral gaditano. Se han aumentado los controles en playas no urbanas y se ha remitido esta información a los Ayuntamientos afectados.

Hasta ahora no hay constancia de picaduras. En caso de contacto, el CSIC recomienda tratar la herida con agua salada para reducir el fuerte picor. También alerta de que la picadura, en caso de alergia, problemas respiratorios, personas mayores o niños, puede llegar a ser mortal.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >