Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un detenido en Gandia por acosar a 300 niñas en Internet

El sospechoso se hacía pasar por una menor para ganarse la confianza de las víctimas

La detención se produjo a finales del mes de marzo y el detenido está en libertad con cargos

Agentes de la Policía Nacional han detenido en la localidad valenciana de Gandia a un hombre de 27 años por acosar supuestamente a 300 niñas a través de Internet. El arrestado está acusado de varios delitos, entre ellos exhibicionismo y pornografía infantil, según ha informado en un comunicado la Jefatura Superior de Policía.

Las investigaciones se iniciaron el pasado mes de febrero y los agentes detuvieron a un hombre a finales del mes de marzo por un delito de acoso sexual. Como consecuencia de esta detención, el Juzgado Instrucción de Gandia abrió una investigación sobre los hechos y el presunto agresor está en libertad con cargos.

Los agentes tomaron declaración a varias menores y solicitaron informes informáticos, lo que permitió averiguar que el detenido también podría haber incurrido en delitos de exhibicionismo, pornografía infantil y provocación sexual a menores.

Su modo de actuar, según la Policía, era siempre el mismo. En primer lugar, se hacía pasar por una menor para ganarse la confianza de las víctimas a través de la web 2.0 y, tras conseguir su amistad, les hacía propuestas de índole sexual. Además, habitualmente les mostraba imágenes de contenido pornográfico.

En algunas ocasiones llegó a captar fotografías de las víctimas mostrando sus cuerpos desnudos e intentó concertar encuentros con ellas, aunque no lo consiguió. Los agentes han realizado un registro domiciliario en el que han intervenido un ordenador portátil y un teléfono móvil.

El arrestado, de nacionalidad española, ya ha sido puesto a disposición del Juzgado de Instrucción correspondiente. No obstante, la investigación continúa abierta para determinar el grado de ejecución de los delitos, así como para concretar el número de personas con las que el detenido pudiera haber contactado a través de las redes sociales, que de momento se calcula en unas 300 menores.

La nota policial recuerda que el child grooming es una modalidad de acoso a menores en Internet que pretende usar fotografías y vídeos de contenido sexual, y abusar sexualmente de ellos. El acosador desarrolla un conjunto de tácticas para ganarse la confianza del menor a través de la Red. Por ello, la Policía Nacional pide a los menores que denuncien estos casos a sus padres o las fuerzas de seguridad.