Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP de Madrid multa a Granados por no retar a Rajoy en el euro por receta

El diputado y senador se opuso a que el partido litigase con Mariano Rajoy por el euro por receta

La multa es simbólica, de 100 euros, la menor posible

Granados, a la derecha, felicita a Ignacio González tras ser nombrado presidente de la Comunidad en septiembre de 2012. Ampliar foto
Granados, a la derecha, felicita a Ignacio González tras ser nombrado presidente de la Comunidad en septiembre de 2012.

El PP sancionó la semana pasada con 100 euros de multa a Francisco Granados, reconocido como la principal voz crítica con Ignacio González en el seno del partido, "por ausentarse sin justificación" de una votación fundamental para los populares madrileños en el pleno de la Asamblea del pasado 14 de febrero. Esa noche el Grupo Parlamentario Popular forzó a la Cámara —donde tiene mayoría absoluta, con 72 de los 129 diputados del hemiciclo— a personarse en el recurso al Tribunal Constitucional del Gobierno contra el euro por receta.

Es decir, a litigar ni más ni menos contra Mariano Rajoy, PP madrileño contra PP nacional, por el polémico pago por receta, que entró en vigor en la Comunidad de Madrid el pasado 1 de enero. Finalmente, quedó en suspenso el pasado 29 de enero, cuando el Constitucional admitió a trámite el recurso del Estado, donde se delibera sobre su constitucionalidad.

La propuesta fue aprobada sin el visto bueno de Granados, pero con 67 votos a favor del resto de sus colegas del PP. El resto de grupos (PSOE, IU y UPyD) se posicionaron en contra. Tras meditar si votaba también en contra, Granados, contrario de ir frente a las directrices del Gobierno Central y de la dirección nacional, decidió excusarse del pleno en el momento de la votación.

El exconsejero de Presidencia y Justicia y exsecretario general del PP de Madrid —puesto que ahora ocupa González—, que en la actualidad es senador además de parlamentario autonómico, se ausentó y no ocupó su escaño como el resto de sus compañeros. Con ese argumento su partido decidió sancionarlo con 100 euros, multa que ha recurrido y que, según fuentes de su círculo, finalmente se avendrá a pagar. El castigo más elevado que establece el código interno del Grupo Parlamentario Popular son 300 euros.

Granados fue el único diputado castigado, aunque en realidad hubo más voces críticas. Pedro Núñez Morgades y Esteban Parro también cuestionaron la propuesta en la reunión del grupo popular previa al pleno, aunque al final asumieron las órdenes de partido. Pese a las disensiones internas, 67 de los 69 diputados del PP madrileño votaron esa noche a favor de echarle un pulso a la dirección nacional en el frente abierto por el euro por receta. Beatriz Elorriaga y Rosa Posada, las dos señorías del PP cuyo voto no fue computado esa madrugada, argumentaron en su defensa que sí respaldaron la iniciativa, pero un error técnico no lo contabilizó. El PP aceptó sus explicaciones y, al revés que hizo con Granados, no las aplicó ninguna sanción.

Beatriz Elorriaga y Rosa Posada tampoco respaldaron la medida en la Asamblea, pero argumentaron que se debió a un error técnico

El pasado enero el Grupo Parlamentario Popular ya sancionó con una amonestación verbal y 300 euros de multa a Bartolomé González y María Isabel Redondo. Ambos diputados del PP madrileño fueron fotografiados el mes anterior en plena partida de Apalabrados durante la votación de la Ley de Medidas Fiscales y Administrativas, que abría las puertas a la privatización de la gestión de seis hospitales y 27 centros de salud de la Sanidad autonómica.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram