Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Seat exigirá más flexibilidad a la plantilla de Martorell para fabricar un nuevo coche

Muir reivindica la planta como la mejor del Grupo Volkswagen para ganar producción

El Audi Q3ya supone un tercio de la producción de la planta

La marca española pierde por tercer año, pero reduce la cifra a 30 millones

El presidente de SEAT, James Muir.
El presidente de SEAT, James Muir. EFE

Hace tres semanas podía haber buenas noticias sobre Seat en el salón de Ginebra. Y no las hubo. La semana pasada se presentaban los resultados del Grupo Volkswagen en Alemania. Y tampoco. Hoy se han presentado los números de Seat en Martorell y la dirección tampoco ha anunciado la esperada producción de un nuevo coche: un todoterreno que, si la noticia fuera redonda, se fabricaría para Seat y también Skoda. La decisión no está tomada pero el nuevo coche ha sobrevolado la presentación, hasta el punto de que el presidente de Seat, James Muir, ha reivindicado la planta de Martorell y ha lanzado un mensaje muy claro al consorcio alemán: “somos la factoría más flexible del grupo, el potencial de Martorell para atraer nuevas inversiones nunca ha sido mejor”. El segundo mensaje ha sido para la plantilla y ha invitado “a sindicatos y trabajadores a colaborar para elevar el listón de competitividad en España”.

Esto es: se exigirá mayor flexibilidad, algo que los sindicatos tienen asumido. Que no habrá nuevo coche sin nuevas exigencias. El vicepresidente de Recursos Humanos, Josef Schelchshorn, ha sido más ambiguo. Ha dicho que “la flexibilidad actual será suficiente pero la estructura de costes habrá que mejorarla”. Como conclusión, el presidente se ha mostrado “esperanzado” pero ha explicado que la decisión depende de Alemania y que se tomará pronto.

El Audi Q3 es la tabla de salvación de la fábrica, supone un tercio de la producción total

A medio y largo plazo, Martorell necesita más producción: las 377.000 unidades fabricadas en 2012 están lejos de la capacidad de 600.000. Y ahora mismo, el Audi Q3 es la tabla de salvación de la fábrica del Baix Llobregat. El modelo de todocamino supuso el año pasado casi un tercio de la producción, con 106.000 unidades sobre un total de 377.000. De hecho, la línea del Q3 es la única que trabaja a tres turnos: la del Ibiza acaba de cerrar el de la tarde, y la del León, en pleno lanzamiento de la segunda generación de la familia, también trabaja, por ahora, a solo dos turnos. Además, tarde o temprano, el Q3 está llamado a ser fabricado también en otras plantas, en Estados Unidos o en China.

Muir y el salón de Barcelona

clara blanchar

El presidente de Seat, James Muir no suele morderse la lengua ni el día de la presentación de resultados ante el consejo ejecutivo entero y ante un centenar de periodistas. A la pregunta de si el salón del Automóvil de Barcelona no sería una cita adecuada para dar la noticia del coche nuevo, si llega, no ha podido ser más claro: "No, tiene sentido presentar una novedad mundial en un salón de reconocimiento internacional", ha dicho sin adjetivar el salón barcelonés. Luego lo ha intentado arreglar: "El salón de Barcelona lo tomamos muy en serio y presentamos un estand muy bonito en el que daremos a concoer el León tres puertas, presentado en Ginebra, que el público español no ha visto".

Los resultados de 2012 presentados hoy por la dirección de la firma del Grupo Volkswagen indican que Seat volvió a perder, aunque reduce la cifra hasta 30 millones (en 2010 las pérdidas fueron de 104 millones y en 2011 de 61). Muir llegó a Seat hace tres años con la promesa de sacar la marca de números rojos en 2013, pero la dirección reconoció la semana pasada durante la presentación de resultados del consorcio Volkswagen que no será posible. Muir lo ha repetido hoy. Que Seat camina contra un viento (la crisis) que entorpece el camino, pero avanza más lento, ha dicho y ha asegurado que la dirección alemana confía en el comité ejecutivo de la firma española porque ha reducido un 70% las pérdidas en tres ejercicios.

Sobre las ventas de 2012, Muir ha reconocido que han caído un 8% pero ha destacado la buena marcha de las exportaciones en mercados como el alemán (que ha crecido un 22% y ya es el primer país en ventas para la marca), el Reino Unido (8%) o el norte de África (186%). "Seat ha caído en el mercado español en 86.000 unidades anuales durante la crisis, hay que exportar mucho más", ha dicho. Por modelos, solo el Alhambra ha crecido en ventas, un 10%, que lo sitúa en el tercer puesto en las ventas europeas de monovolúmenes. La dirección también ha subrayado las inversiones de 2012: 652 millones  en investigación, casi 100 más que en 2011.


Más información