Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Madrid se rinde a Bernardo Atxaga

Un ciclo mostrará en varios espacios de la capital el universo del escritor

Atxaga, esta mañana en la sede del Instituto Etxepare, en San Sebastián.
Atxaga, esta mañana en la sede del Instituto Etxepare, en San Sebastián.

Madrid rendirá un homenaje especial a Bernardo Atxaga por el 25 aniversario de la publicación de Obabakoak, reservando varios espacios de la ciudad al escritor. El ciclo Universo Atxaga, desde mañana hasta el 7 de abril, organizado por el Instituto Etxepare, el Centro Dramático Nacional y la Casa del Lector y la Cineteca del Matadero, brinda la oportunidad de sumergirse en la obra e inquietudes de Atxaga.

Aizpea Goenaga, directora del Instituto Etxepare, ha presentado esta mañana las actividades previstas en un acto celebrado en San Sebastián, acompañada entre otros del escritor. Atxaga (Asteasu, 1951) ha hablado de la importancia que ha tenido en su carrera literaria la colaboración "entre gentes de diferentes espacios y oficios".

Y es que su relación con artes como la pintura, el cine, la música y el teatro son parte esencial de estas jornadas, que comienzan mañana en la Casa del Lector del Matadero madrileño con un recorrido audiovisual por El universo de Atxaga, con la asistencia del autor y guiado por el cineasta Patxo Telleria.

Matadero acogerá la proyección de cuatro adaptaciones de otras tantas obras del escritor

En la Cineteca del Matadero se inaugurará la exposición Atxaga en las artes, que muestra su relación con músicos como Mikel Laboa, pintores como José Luis Zumeta e ilustradores como Juan Carlos Eguillor. También, se verán su nexos con compañeros de profesión, desde Joseba Sarrionaindia, Harkaitz Cano, Ignacio Martínez de Pisón y Enrique Vila-Matas a Gabriel Aresti, que fue su mentor.

El teatro y el cine han sido igualmente fundamentales para el escritor vasco al haber adaptado algunos de sus textos más importantes. En el teatro Valle-Inclán se presentará estos días la versión que la compañía Tanttaka ha hecho de El hijo del acordeonista, con dos sesiones en euskera con subtítulos en castellano los días 30 y 31 de marzo.

En la sala Azcona de la Cineteca se proyectarán las películas que se han realizado basadas en obras de Atxaga: Leku hutsak, hitz beteak (Lugares vacíos, palabras llenas), de Joseanjel Arbelaitz; Obaba, de Montxo Armendariz; Zeru Horiek (Esos cielos), de Aizpea Goenaga, y Bi anai (Dos hermanos), de Imanol Rayo.

"Lo importante es esa caja de resonancia, esa colaboración. Y luego están las personas que se cruzan en tu camino", ha asegurado Atxaga, que se ha preguntado por lo que habría ocurrido si Gabriel Aresti no hubiera llegado a leer sus textos.

El escritor también protagonizará una de las jornadas de este ciclo. Lo hará el día 25 con una conferencia titulada Reacciones ante una piedra rayada, tras la cual se celebrará un concierto de Ruper Ordorika y Arkaitz Miner.