Un acuerdo de mínimos evita la huelga de basura en Málaga en Semana Santa

La asamblea de trabajadores tendrá que ratificar el pacto La polémica cláusula sobre los puestos hereditarios se negociará después de las fiestas

Dos trabajadores de Limasa, en las cocheras de la empresa.
Dos trabajadores de Limasa, en las cocheras de la empresa.garcía-santos

Tras más de siete horas de reunión hubo acercamiento y principio de acuerdo. El Ayuntamiento de Málaga y el comité de trabajadores de la empresa mixta de limpieza (Limasa) alcanzaron a las tres de la madrugada de este martes un pacto que podría evitar la huelga indefinida de la basura convocada a partir de este Viernes de Dolores. El acuerdo tendrá que ser ratificado en asamblea por los empleados previsiblemente este miércoles por la noche.

Los dos aspectos más polémicos (los puestos hereditarios y la rebaja salarial) ni siquiera se abordaron durante el encuentro y serán analizados durante una mesa negociadora que se volverá a sentar a partir de abril. El principio de acuerdo contempla que los empleados fijos renuncien a trabajar los días festivos pero, a cambio, consiguen consolidar parcialmente la paga de productividad que a partir de 2014 ascenderá a 1.179 euros. Además se garantiza la contratación de 150 eventuales para cubrir los descansos y las vacaciones de la plantilla fija.

El pacto incluye también cerrar la bolsa de trabajo integrada actualmente por casi 800 empleados y que se irá actualizando anualmente. Ambas partes mostraron su satisfacción por este acuerdo de mínimos que solo abordo lo que se arrastraba desde 2012 y que deja en el aire el convenio laboral de este año. El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre (PP), como ya pasó el pasado año, ha sido determinante. Afirmó que “en todo acuerdo cada parte tiene que ceder, así que podemos estar satisfechos”. El regidor se mostró convencido de que los trabajadores ratificarán lo acordado “lo que permite tranquilizar al sector turístico en Semana Santa”. El presidente del comité de trabajadores, Manuel Belmonte, aseguró que “entendemos que hemos llegado hasta donde podíamos llegar en la situación actual en la que nos encontramos, así que consideramos que los compañeros van a estar satisfechos por lo conseguido”.

Sobre la mesa quedaron los aspectos más controvertidos. Entre ellos la pretendida reducción salarial. De la Torre afirmó que se abordaría una “moderadísima rebaja salarial”. Respeto a la eliminación de los artículos que permiten heredar el puesto que deja un empleado por incapacidad, jubilación anticipada o fallecimiento, el regidor solo avanzó que “ha quedado abierto, de forma que probablemente se cree una comisión de trabajo para modificar esos puntos con el acuerdo de Pleno (23 de febrero de 2012) como telón de fondo y así avanzar en la redacción de un articulado como elementos diferenciadores”. El alcalde dejó entrever que la supresión de esta cláusula igual no llegar a ser tal. De hecho, en anteriores reuniones se plateó restringir la medida al cónyuge y a los hijos así como yernos y nueras del empleado.

En ese Pleno los tres partidos políticos con representación en el Ayuntamiento de Málaga (PP, PSOE e IU) aprobaron por unanimidad una moción urgente del equipo de gobierno del Partido Popular en la que se instaba al consejo de administración de Limasa y a su gerencia a que se negociaran los acuerdos laborales para corregir esta situación. Durante aquella sesión plenaria, el alcalde pidió “comprensión, sentido común y altura de miras” a los trabajadores de la empresa de limpieza de cara a la negociación del convenio. De la Torre añadió que “deben entender que este tema es muy importante para la ciudadanía” y que esta forma de acceder a la empresa es “incompatible con el marco de transparencia y concurrencia que debe regir a la hora de dar cobertura a las vacantes que por jubilación se generen”.

Precisamente el pasado lunes, durante las horas previas a la última reunión negociadora, un grupo de trabajadores eventuales se concentró ante las puertas del Ayuntamiento de Málaga en protesta por la situación de bloqueo del convenio que había desembocado en la convocatoria del paro. Algunos de los manifestantes aseguró que “en Limasa, la plantilla no viene de la oficina de desempleo; aquí todos son enchufados y familiares de otros trabajadores”. “De toda la vida hemos escuchado a nuestros padres y abuelos que han trabajadora en la basura y ahora nosotros tenemos el mismo derecho” afirmó una de las mujeres congredadas. El regidor malagueña negó la mayor sin descartar la posibilidad de abrir una investigación para analizar las contrataciones en la empresa. Los sindicatos recordaron que, en la actualidad, 14 personas están en espera para poder acceder a los puestos que ocupaban sus familiares.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

El acuerdo cerrado este martes tampoco menciona si la parte privada de Limasa (FCC, Urbaser y de forma minoritaria Sando y Unicaja) renunciarán a los beneficios de este ejercicio tal como estipula el contrato y que rondarían los 600.000 euros. Cabe recordar que el 51% de las acciones de la empresa son de titularidad privada y el 49% restante municipal. El Servicio Extrajudicial de Resolución de Conflictos Laborales (Sercla) redactará el acuerdo definitivo que será sometido a los votos de la asamblea de trabajados de Limasa.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS